Blog del Narco Alexa

Equipo táctico de guerra y miles de balas llegan a los narcos en contrabando hormiga

Cascos de soldado, chalecos antibalas, fornituras, ropa de camuflaje tipo militar, cargadores para fusiles de alto poder y miles de balas de grueso calibre.

Equipo táctico de guerra y miles de balas llegan a los narcos en contrabando hormiga

Son parte del equipo táctico de guerra que recientemente ha sido descubierto en vehículos que intentaban cruzar la frontera hacia México. Este tipo de armamento y equipo bélico, que se adquiere legalmente en armerías de Estados Unidos, está llegando a los cárteles mexicanos de la droga a través del contrabando hormiga en la frontera.

Como lo demuestran los recientes decomisos hechos por Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).  Uno de los más recientes ocurrió el 21 de abril en la frontera de Nogales, Arizona, donde los agentes detuvieron al conductor de una camioneta SUV en la que transportaba varias cajas de munición.

Eran 28,950 balas de diversos calibres, desde cartuchos 1.4S para arma pequeña hasta el potente proyectil 7.62 x 39 mm usado en el fusil AK-47 o “cuerno de chivo”, una de las armas más usadas por los narcotraficantes en México.

Disparos al sur

Para armar al narco

Otro incidente en el que se detectó todo un equipo táctico de guerra se registró el 16 de abril cuando los agentes de CBP que vigilaban la salida de vehículos de Estados Unidos detuvieron al conductor de un Nissan Sentra 2016 en el cruce fronterizo que conecta a las ciudades de Presidio, Texas, y Ojinaga, Chihuahua.

Te puede interesar:  Fotografías de la casa de Amado Carrillo “El Señor de los Cielos”, que subastará AMLO

Una más de esas operaciones de contrabando hormiga fue detectada el 25 de marzo en la frontera de San Luis, Arizona, donde dos jóvenes fueron arrestados por transportar 300 proyectiles que estaban ocultos en el espacio para el filtro del aire de la camioneta en la que estuvieron a punto de cruzar a México.

Eran balas calibre 50 que se utilizan para disparar la ametralladora Browning y el fusil Barrett M82, un proyectil tan potente que puede perforar chalecos antibalas, vehículos blindados y la mayoría de los materiales de construcción de edificios.