Blog del Narco Alexa

Grupo de Cartel de Sinaloa y los Beltrán Leyva convierte a Choix en un pueblo fantasma

MÉXICO.- En el municipio de Choix, en Sinaloa, pueden transcurrir horas sin que se vean personas en las calles, las casas están abandonadas.

Grupo de Cartel de Sinaloa y los Beltrán Leyva convierte a Choix en un pueblo fantasma

algunas tienen letreros de venta, mientras que algunas escuelas suspendieron clases porque quedan pocos niños.  Esta región que tiene frontera con Chihuahua y Sonora, se encuentra bajo el resguardo de elementos de la Defensa Nacional, Guardia Nacional, Policía Estatal y Municipal.

Sin embargo. los habitantes demuestran inquietud, pues aseguran que Adelmo Núñez Molina, alias “El Lemo, Lemu o El Señor”, leal a Rafael Caro Quintero, líder del Cártel de Sinaloa, es el responsable de los ríos de sangre de este municipio, el cual hoy vive en la impunidad.  En 2012, “El Lemo” se convirtió en el enemigo número uno de Benito Portillo Torres, presunto operador del Cártel de Sinaloa, ejecutado tres años después.

Ambos lugartenientes se enfrentaron luego de que el Cártel de Sinaloa sufriera una fractura tras la separación de los hermanos Beltrán Leyva. Entonces Portillo Torres encarnizó una batalla por el control de las barrancas y montañas del Triángulo Dorado.

En 2012, se dio a conocer que el prófugo narcotraficante Rafael Caro Quintero se enclavó en la sierra de Choix para retomar sus actividades criminales y desde ahí disputarle a las células delictivas del Cártel de Sinaloa el control de la siembra y trasiego de marihuana.

Los enfrentamientos en la zona norte de Sinaloa se han convertido en un gran problema para las autoridades, quienes no tienen idea de cómo enfrentar a los criminales.

Te puede interesar:   Imágenes de “La guarida” de “El Chapo” donde sólo se podía llegar por cuatrimotos o en avionetas

Apenas el pasado 1 de abril se suscitó un enfrentamiento entre grupos armados a la entrada de la cabecera municipal, y el cual dejó dos muertos.

Según versión de los pobladores, los enfrentamientos duraron alrededor de 40 minutos y se escucharon detonaciones de rifles de alto poder en el centro de Choix y en la carretera a Tabucahui.