Blog del Narco Alexa

La historia de El Azul el místico capo del Cartel de Sinaloa que fingió su muerte

Desde hace varios años, el crimen organizado ha lastimado al país, ya que ha cobrado las vidas de miles de personas. Asimismo, se sabe que los delincuentes.

Se encuentran infiltrados en las más altas esferas de poder, por lo que hoy hablaremos sobre El Azul, el misterioso narco que se unió a El Chapo Guzmán y el Cartel de Sinaloa.  Juan José Esparragoza, nombre real del capo, fue parte de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), donde se desempeñó como investigador, intentando deshacer grupos que traficaban estupefacientes, como el Cartel de Guadalajara.

Por lo anterior, la serie de Netflix Narcos México decidió exponer la vida del sujeto, revelando que fue aliado de Miguel Ángel Félix Gallardo. Tiempo después, El Azul se alió con Joaquín Guzmán e Ismael Zambada, fundando el Cartel de Sinaloa.  De acuerdo con información recabada por elblogdelnarco.com, Juan José nació el 3 de febrero en Huixiopa, Sinaloa, de donde también es originario El Chapo.

El hombre también destacó por su diplomacia, pues algunas autoridades estadounidenses aseguraron que logró evitar algunos conflictos entre las organizaciones delictivas, ganándose el mote ‘El Pacificador’.

El Azul llegó a tener mucho poder en Sinaloa, después de que comenzara a financiar cultivos de cannabis.

El narcotraficante también ha estado en las rejas en tres ocasiones; sin embargo, a diferencia de sus compañeros, él obtuvo ayuda legal para poder salir.

Después de estar siete años en prisión, acusado por crímenes en contra de la salud, Esparragoza se involucró con el Cartel de Juárez, y tiempo después, supuestamente, fue uno de los fundadores de la Federación Sinaloense.

Hace seis años, se viralizó la noticia sobre su fallecimiento; no obstante, esto jamás fue confirmado.

Te puede interesar:  Así fue la caída de «El Trébol» el protector y jefe de sicarios de Iván Archivaldo Guzmán

En esa ocasión, Miguel Ángel Osorio Chong explicó que el gobierno no deseaba emitir un comunicado, pues las autoridades no tenían pruebas suficientes, mientras que distintos medios comunicaron que había muerto por complicaciones relacionadas con un accidente automovilístico.

Asimismo, las autoridades estadounidenses prefirieron mantenerse al margen, pero dos meses después, el hijo del capo confirmó que su padre había muerto por complicaciones relacionadas con su sistema respiratorio.