Blog del Narco Alexa

Sicarios ejecutan a un hombre y abandonan su cuerpo sin cabeza en Chihuahua

Presuntos sicarios torturaron y ejecutaron a un hombre para luego dejar su cuerpo descuartizado y sin cabeza, esparcido por las calles de la zona suroriente de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Sicarios ejecutan a un hombre y abandonan su cuerpo sin cabeza en Chihuahua

Los hechos se registraron en las calles Nogales y Acacias del fraccionamiento Senderos de San Isidro. De acuerdo con las a autoridades vecinos de zona llamaron a los números de emergencia notificando el hallazgo del cuerpo descuartizado de una persona, por lo que de inmediato elementos policíacos de Chihuahua se trasladaron al lugar de los hechos para confirmar el reporte.

Cuando elementos de seguridad de Chihuahua arribaron al lugar se pudieron percatar de los restos humanos, por lo que procedieron a tomar nota de lo ocurrido y acordonaron el área.

Ejecutaron al hombre y lo decapitaron

Información extraoficial indicó que el cuerpo pertenecía a un masculino cuyo cadáver fue encontrado en pedazos dentro de bolsas de plástico, presuntamente luego de ser abandonado por presuntos sicarios quienes ejecutaron a su víctima.

El cuerpo se encontraba esparcido por las calles mencionadas, sin embargo la cabeza de la víctima no se encontraba en el lugar, por lo que se presume que los sicarios se habrían quedado con ella o la abandonaron en otro lugar.

Al lugar de los hecho arribaron peritos y personal de la Fiscalía de Chihuahua quienes se encargaron de los trámites correspondientes, así como la recolección de evidencias, las cuales fueron integradas a la carpeta de investigación.

Hasta el momento se desconoce la identidad de la víctima así como la de sus agresores, sin embargo las autoridades de Chihuahua ya se encuentran investigando y esperan dar pronto con los presuntos sicarios que llevaron a cabo esta lamentable ejecución.

Cabe indicar que en lo que va del mes de marzo esta es la cuarta persona mutilada y descuartizada en la zona oriente de Ciudad Juárez, por lo que se cree que los agresores son las mismas personas o pertenecen a un mismo grupo criminal.