Blog del Narco Alexa

Los tentáculos del Cártel Santa Rosa de Lima, la organización del Marro trafica ya con cocaína…

La Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) ahora también busca a Juan Antonio Yépez “El Marro”, líder del grupo criminal Santa Rosa de Lima.

Los tentáculos del Cártel Santa Rosa de Lima, la organización del Marro trafica ya con cocaína...

Pues al parecer el líder “huachicolero” ya no se dedica solamente al tráfico de combustibles, sino también al de estupefacientes, concretamente al de cocaína.  Así lo confirmó el ex director de Operaciones Internacionales de la DEA, Mike Vigil, al decir que a pesar de que la organización que encabeza no es operativamente tan grande como otros grupos criminales, Yépez Ortiz ya es un blanco considerable para las autoridades antidroga estadounidenses.

Según Mike Vigil, los bloqueos, el incendio de automóviles y las balaceras que ocurrieron el miércoles pasado en distintos puntos de Celaya, obedecieron a que el cártel de Santa Rosa de Lima efectuó un plan similar a lo suscitado el 17 de octubre de 2019 en Culiacán, cuando a raíz de la retención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, hubo una reacción violenta de sus sicarios para evitar a toda costa que su líder fuera arrestado por las autoridades.

Sin embargo, Vigil consideró que sólo es cuestión de tiempo para que “El Marro” sea capturado. “Yo creo que anda bien escondido porque el gobierno anda detrás de él”, apuntó.

Vincularon a proceso al padre del “Marro”

Rodolfo Juan “N”, padre de Juan Antonio Yépez “El Marro”, fue vinculado a proceso esta tarde por el delito de robo equiparado de un vehículo, por el cual fue detenido el pasado 5 de marzo.

Tras más de seis horas de audiencia que se llevó a cabo en la sala tres de los Juzgados de Oralidad Penal del Poder Judicial del Estado, el juez José de Jesús Delgado dictaminó que durante el proceso Rodolfo Juan «N» no precisó un domicilio y mintió en su estado civil; además detectó variaciones en su nombre desde el momento de su detención, por lo que permanecerá recluido dos meses en lo que concluyen las investigaciones.

En este lapso tiempo la defensa y la Fiscalía de la entidad podrán presentar más datos de prueba, antes del próximo 13 de mayo, fecha en que se cumple el término.

Cabe mencionar que este delito tiene una penalidad de entre tres y 10 años de prisión en caso de que fuera declarado culpable, según lo marca el Código Penal de Guanajuato.

El abogado defensor anticipó que presentarán una solicitud de amparo ante la determinación del juez de mantenerlo en presión ya que no se trata de un delito grave.

Asimismo, aseguró que el padre de “El Marro” no realiza actividades delincuenciales, pues según él “se dedica al campo”.

La tarde-noche del pasado jueves 5 de marzo se registró un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y policías municipales en Celaya,.

Según la Dirección de Seguridad Pública del estado, la agresión inició luego de que los elementos de seguridad fueron alertados sobre una camioneta tipo Pick Up, marca GMC, línea Sierra, con reporte de robo.

Al intentar detener a los pasajeros, éstos dispararon contra los policías. Tres agentes resultaron gravemente heridos, por lo que fueron llevados a hospitales de la ciudad.

De inmediato se activó el código rojo e inició una persecución policíaca. De acuerdo con el medio local, a.m. Celaya, en el cruce de las calles Monte Tauro y Monte Etna, los tripulantes de la unidad perdieron el control y chocaron contra un poste de alumbrado público. Ahí fue detenido el papá de “El Marro”.

Con dicha captura, suman ocho personas cercanas a “El Marro” que han caído desde 2019. Algunas de ellas han sido liberadas como Karina Mora, esposa de José Antonio Yépez.

A principios del 2019, con el inicio del operativo “Golpe de Timón” que tiene como objetivo capturar al líder del cártel de Santa Rosa de Lima, se realizó un cateo en la casa de sus padres, pero al no ubicarlo y no haber ninguna investigación respecto a ellos, no se procedió en contra de Rodolfo ni de su esposa.

Incluso, en dicha se detectó un antiguo sótano que conectaba con otro inmueble en la que actualmente siguen viviendo los padres del criminal, en la localidad de Villagrán.