Blog del Narco Alexa

Deportan al narco usurpador, el delincuente que logró engañar a la justicia estadounidense

Sacramento Iribe Flores, un presunto narcotraficante que en 2004 escapó de las autoridades de Estados Unidos.

Tras suplantar la identidad de un reo y ser deportado en forma equivocada a territorio mexicano, fue deportado por el Gobierno de México a la Unión Americana.  La Fiscalía General de la República entregó al prófugo de la justicia en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, a los agentes estadounidenses designados para su traslado final a Estados Unidos.

Iribe fue extraditado para ser puesto a disposición de la Corte Federal de Arizona, en un proceso donde desde el 2004 se declaró culpable por delitos contra la salud. A su regreso a Estados Unidos, será sentenciado.  El 11 de marzo de 2004 Iribe fue detenido en el cruce fronterizo de Nogales, Arizona, con  cocaína y metanfetaminas colocados en un compartimento secreto de su vehículo.

Tras comparecer ante la Corte y el 15 de abril del mismo año se declaró culpable de posesión de cocaína y metanfetaminas con la intención de distribuirlas, y la importación de estas drogas a territorio estadounidense.

Su audiencia para dictarle sentencia fue programada para octubre de ese año, sin embargo, no le impusieron el castigo porque en julio del mismo año cambió sus identificaciones en prisión con la de otro reo que iba a ser deportado a México.

Iribe suplantó la identidad de otro preso y cruzó caminando el cruce fronterizo de los dos Nogales.

Fue hasta el 9 de julio de 2019, quince años después de escapar de la justicia estadounidense, cuando la Policía Federal Ministerial de la FGR lo detuvo en Culiacán, Sinaloa, y luego lo internó en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México.

Ocho meses después, volverá a la Corte en la que desde hace 16 años le espera una sentencia.