Blog del Narco Alexa

La Traición y el poder, los principales capos del Cártel de Juárez

El Cártel de Juárez fue una peligrosa organización delictiva originaria de Chihuahua reconocida por su líder principal, El Señor de los Cielos, Amado Carrillo.

La Traición y el poder, los principales capos del Cártel de Juárez

Sin embargo, este personaje no fue el fundador ni la única figura importante.  Este cártel, dedicado principalmente a ilícitos como narcotráfico, secuestro, lavado de dinero y tráfico de armas, fue originalmente fundado por Gilberto Ontiveros, alias El Greñas, Rafael Aguilar Guajardo y Rafael Muñoz Talavera.

Ernesto Fonseca,  Antes de la llegada de Amado, su tío, Ernesto Fonseca, era el líder. Sus subordinados eran Carlos, Héctor, Ana, Alicia, Susana y Enriqueta Tapia Anchondo; Mario Alberto Tapia Molina; Gustavo Silva; James Ibáñez; Baldomero Fuentes; Jorge Orona, y Humberto Mendoza. Todos operaban bajo el mando de Ernesto y Rafael Aguilar Guajardo, cofundador del CDJ.

Rafael Muñoz Talavera

Fue uno de los capos más importantes del cártel. A pesar de haber sido detenido en Tijuana y encarcelado continuó con sus actividades desde prisión, de donde salió tiempo después ‘por violaciones al debido proceso’. Lo ejecutaron en 1998. Su cuerpo, con huellas de tortura, fue hallado al interior de un vehículo blanco en el estacionamiento de un centro comercial.

Rafael Aguilar Guajardo

Se encargaba de hacer contactos en Medellín, Colombia, con integrantes de otras organizaciones delictivas.

Amado Carrillo Fuentes

Amado fue instruido en el crimen organizado por el narcotraficante Pablo Acosta Villarreal; sin embargo, habiendo aprendido todo de él, lo mandó a matar para quedarse con el mando de la organización. Posteriormente, junto con Rafael Aguilar Guajardo y Gerardo Terrazas S., ambos empresarios, fundó como tal el Cártel de Juárez.

Amado Carrillo inició negocios con federales, funcionarios, jefes policiacos y militares para que le permitieran traficar droga.

Fue llamado El Señor de los Cielos debido a que utilizaba al menos 30 aviones Boeing 727, a los cuales había despojado de fuselaje, asientos y demás para aprovechar al máximo el espacio y convertirlos en transportes para droga, en los cuales cabían toneladas enteras de droga, mientras sus rivales apenas alcanzaban a llevar 200 o 500 kilos por medio de avionetas.

Su poderío con el Cártel de Juárez llegó a ser tal, que se convirtió en el grupo criminal que manejaba el 60 por ciento de la cocaína de Colombia, la cual llegaba a Estados Unidos desde México.