Blog del Narco Alexa

Cómo era la vida de la hija de “El Mencho” en California antes de ser arrestada

Hasta antes de ser detenida en Estados Unidos, y después de un breve regreso a México, Jessica Johanna Oseguera González, hija de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”.

Cómo era la vida de la hija de “El Mencho” en California antes de ser arrestada

Uno de los más buscados del mundo, llevaba una vida relativamente tranquila en una pequeña comunidad californiana.  “La Negra”, como también era conocida la mayor de los vástagos del líder y fundador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), una de las organizaciones criminales más poderosas y temidas del continente, tenía registrado un domicilio desde abril de 2015 en San Jacinto, que consta en su licencia de manejo, y a la cual tuvo acceso Univisión.

La mujer, de acuerdo con la televisora, vivía en este “tranquilo vecindario californiano” con sus dos hijos. San Jacinto, en la zona montañosa del sur de California, se ubica unos 122 kilómetros al este de Los Angeles y unos 142 kilómetros al norte de Tijuana, en México. El lugar es discreto y un sitio ideal para pasar desapercibido. Su población, de acuerdo con el último censo, era de poco más de 34,000 habitantes.

El lugar es una típica localidad estadounidense y se encuentra a las faldas del Monte que le da su nombre. Fronterizo con el lugar, también, se encuentra el río Valle Diamante y de la Reserva Soboba, donde viven grupos étnicos de la tribu Cahuilla y Luiseño, así como algunos integrantes de los grupos Ajachmem, Cupeño, Serraño y Chemehuevi, entre otros.

En dicho, lugar, una casa de dos pisos que carecía del exceso de lujo y extravagancia que usualmente ocupan los integrantes o las familias del crimen organizado, la mujer fue visitada por agentes de la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés).

Las autoridades anti drogas de aquel país la habían seguido desde 2015, ya que, tanto en Estados Unidos como en México y en otros países, Oseguera González supuestamente participó en transacciones o negocios en bienes o intereses en bienes a través de su tequila Onze Black, “para materialmente ayudar o brindar apoyo de actividades internacionales de tráfico de narcóticos de la organización de tráfico de narcóticos conocida como Cártel Jalisco”.

La mujer recibió un aviso en agosto de 2019, cuando fue visitada por primera vez, donde se le advertía de parte del gobierno estadounidense que cualquier transacción con entidades financieras involucradas en la famosa lista negra de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro estaban prohibidas.

La OFAC es una de las dependencias dedicadas a rastrear lavado de dinero de organizaciones criminales y la mujer se tomó la visita en serio, dados sus intereses en la industria del tequila y el sushi. De acuerdo con Univisión, la mujer todavía fue encontrada en dicha propiedad hace tres meses, a finales de 2019.

Sin embargo, “La Negra” no quiso entrevistarse con los agentes de la DEA en aquel sitio, les indicó que lo hicieran en otro lugar. No obstante, nunca contestó las llamadas en el teléfono que proporcionó a los oficiales y, después de un mes en el que dudó de todo, regresó a México.

Vale recordar que el destino de la familia Oseguera González estuvo marcado desde el nacimiento de Jessica Johanna. En 1986, “El Mencho” vivía en el área de San Francisco, en la costa californiana, donde fue arrestado por la policía por robo y posesión de arma cargada. Una foto de reserva del incidente muestra al Mencho, de 19 años, con una sudadera con capucha y acné en el rostro. Dos meses después, nació su primer hija: Jessica Johanna Oseguera, hoy de 33 años.

Tres años después del nacimiento de su primogénita, Mencho viajó a San Francisco donde fue arrestado nuevamente, en dicha ocasión por vender drogas, y unos meses más tarde fue deportado a México.

Su hija corrió la misma suerte, aunque las circunstancias fueron diferentes. Y es que “La Negra” regresó a Estados Unidos a finales de febrero de 2020 para asistir a la corte donde se realizaron las audiencias de Rubén Oseguera González “El Menchito”, nada menos que su hermano.

El primer hijo varón de Oseguera Cervantes, capturado en 2015 en México, fue extraditado a los Estados Unidos. Fue en su segunda audiencia frente a un juez federal, requerido por esa Corte para ser juzgado por conspiración para traficar más de 5 kilogramos de droga, cuando las autoridades de aquel país notaron la visita de la mujer.

Al ingresar al recinto, al igual que todos los visitantes, Jessica Johana tuvo que dejar una identificación para poder ingresar. Cuando los agentes revisaron la credencial e ingresaron los datos al sistema electrónico se dieron cuenta que se trataba de aquella acusada en EEUU de asociación delictuosa y lavado de dinero.

Luego de su detención, abogados de “La Negra» solicitaron a un juez federal de Distrito el pago de una fianza para lograr la libertad, pero le fue negada por el tipo de delitos de los que está acusada y por estar fichada por la OFAC, tal como había sido advertida meses antes.

De ser encontrada culpable, Oseguera Gonzalez podría obtener una condena de al menos 20 años, ya que por su doble nacionalidad la pena podría ser más severa, pues la ley estadounidense prohíbe a sus ciudadanos hacer negocio con empresas sospechosas de realizar lavado de dinero.