Blog del Narco Alexa

Narcotráfico y feminicidios ponen contra las cuerdas AMLO

Durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), los grupos del narcotráfico no solo han incrementado sus niveles de violencia.

Narcotráfico y feminicidios ponen contra las cuerdas AMLO

En general pues se tiene registro de que cada vez son más los asesinatos contra mujeres y niños esto, principalmente en los estados donde los grupos del crimen organizado mantienen la lucha por el control de las plazas.  Aunque el número de homicidios cometidos en contra de personas del sexo femenino es alarmante, no se les puede considerar feminicidios pues para ello se necesita que el crimen sea solo por el hecho de que sean mujeres, las cifras no dejan de ser escandalosas.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP, institución que lleva el conteo oficial de número de muertes por homicidio), en México en enero de este año 320 mujeres fueron asesinadas, y dentro de esa cifra 73 de los fallecimientos fueron clasificados como víctimas de feminicidio, lo que quiere decir que 10 mujeres fueron asesinadas cada día en México en el primer mes del año.

Además, según datos de María Salguero, activista que creó el mapa de feminicidios, señalan que durante 2019 en México asesinaron a 3825 mujeres, lo que representa un incremento del 6% con respecto a 2018 y lo que confirma que en México se asesinan entre 10 y 11 mujeres al día por distintas razones.

Ante estas cifras, cada vez es más cuestionada la estrategia de seguridad del Gobierno de AMLO, pues en varias ocasiones ha insistido en que los criminales también tienen derechos y se niega a cambiar su posición, pese a que independientemente de los homicidios de género, cada vez son más los crímenes en contra de mujeres.

Pues si bien en ocasiones dichos asesinatos se relacionan con actividades ilícitas, también son esos mismos sicarios que son pagados por el narcotráfico los que son contratados por exparejas de mujeres para que les quiten la vida o hacerles daño por el solo hecho de haberlas dejado.

Tales son los casos del exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, presunto autor intelectual del ataque con ácido contra María Elena Ríos Ortiz, quien según palabras de la víctima contrató a hombres para que le hicieran daño. O el caso de Abril Pérez Sagaón, quien habría sido asesinada por órdenes de su exesposo Juan Carlos García, que presuntamente contrató a dos sujetos -quienes ya fueron detenidos- para matarla.