Blog del Narco Alexa

Culiacán vive un infierno, por qué regresaron las balaceras a la ciudad…

En las horas previas al fin de semana, la incertidumbre y el caos se apoderaron de la capital de Sinaloa y se extendieron por toda la región.

Culiacán vive un infierno, por qué regresaron las balaceras a la ciudad...

En la medida en que las imágenes de las balaceras, se propagaron por redes sociales.  En un primer momento se informó de un enfrentamiento entre grupos armados en la colonia Loma de Rodriguera en Culiacán y luego un tiroteo a las afueras del área de urgencias del Hospital General Regional número 1 del IMSS.

En la clínica, un comando intentó asesinar a una persona que resultó herida horas antes en enfrentamiento. Según la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la persona lesionada estaba siendo atendida por personal militar cuando cuatro sujetos lo tomaron de rehén.

Afortunadamente no lograron su propósito, pues los elementos del Ejército repelieron la agresión y detuvieron a los cuatro implicados. “Ya la situación está controlada, no hay rehenes, no hay más heridos, es únicamente una agresión que trataron de hacer contra la persona que hirieron en Loma de Rodriguera”, detalló el titular de seguridad, Cristóbal Castañeda Camarillo.

Las autoridades del IMSS descartaron heridos entre su personal o derechohabientes.

Previo al ataque a las fueras del Hospital, se reportó un enfrentamiento en Loma de Rodriguera. El caso se conoció por una serie de denuncias sobre el patrullaje de distintos vehículos con personas armadas.

Ese rondín se convirtió en un fuego cruzado con persecución, y terminó en un predio cercano a un plante del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Sinaloa.

Tras el reporte y la publicación de videos y fotos de los grupos armados, los elementos del Ejército, la Guardia Nacional, la Secretaría de Marina y la Policía Estatal Preventiva iniciaron un operativo encontrando sólo una camioneta baleada.

Más tarde, un helicópetero de las fuerzas armadas detectó unidades en movimiento por la carretera que conduce la comunidad de Imala. Ahí, en un camino de terracería fueron abandonados cinco unidades con las características que habían descrito los ciudadanos de Lomas de Rodriguera. Una de ellas estaba blindada.

Durante un cateo a los vehículos se localizó tres armas largas, una corta, metanfetamina, cocaína, y marihuana, así como cartuchos que se aseguraron.

Las balaceras iniciaron desde las 08:00 horas del viernes y se dieron con armas de fuego tipo AK-47 o “cuerno de chivo”.

Se presume, las fuertes agresiones serían resultado de un choque entre células rivales del Cártel de Sinaloa. Incluso los pobladores de las comunidades de Aguacaliente, Jesús María, Mojolo y Paredones en Culiacán, han hecho denuncias que aseguran que existe amenaza de quema de casas y asesinatos en búsqueda de una persona llamada Julián Grimaldi Paredes.

Esa persona es buscada por las autoridades locales y federales, luego de que se fugara del Penal de Culiacán en julio del 2018, vestido de policía custodio penitenciario.

Asimismo, Grimaldi Paredes está vinculado con la emboscada del 30 de septiembre, donde murieron cinco militares que custodiaban a un sicario del Cártel de Sinaloa. El ataque buscaba la liberación del supuesto criminal.