Blog del Narco Alexa

Los desplazados del CJNG y el Cártel de Sinaloa, miles abandonan Guerrero y buscan ayuda de EEUU

Las cifras de los desplazados por el narco son abrumadoras: al menos 6,500 habitantes de Guerrero tratan de esquivar las ofensivas de los cárteles de la droga, mientras dejan atrás su historia, familia y casas.

Los desplazados del CJNG y el Cártel de Sinaloa, miles abandonan Guerrero y buscan ayuda de EEUU

En el caso específico de Zirándaro, más de un centenar de personas recibió su constancia de residencia para tramitar su asilo político en Estados Unidos.  El alcalde de la región, Gregorio Portillo, reconoció que será difícil que les otorguen la ayuda a los 460 habitantes que lo solicitaron, muchas de ellas ya están en la frontera.

Por ello, el gobierno guerrerense firmó un convenio con los estados fronterizos para incentivar que los pobladores regresen a sus comunidades.  El exódo evidencia la guerra entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Sinaloa quienes se han aliado con pequeños grupos por la disputa del territorio.

Hace tres semanas, ocurrió un enfrentamiento entre ambas organizaciones criminales en la comunidad de La Calera, donde ahora la situación es de tranquilidad, según el edil.

No obstante, el funcionario no descartó que en cualquier momento se desaten nuevos hechos de violencia ya que los grupos criminales siguen operando en la zona.

Un documentos del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón relata que la violencia se registra en todas las comunidades de Guerrero, pero se concentra con mayor fuerza en Tierra Caliente y la parte serrana.

Los municipios más golpeados por el crimen organizado son San Miguel Toltolapan, Ajuchitlán del Progreso, Teloloapan, Coyuca de Catalán y Zirándaro.

El alcalde de esta última región ofreció una medida drástica para el combate al crimen organizado que domina en la región: una confrontación frente a frente con los cárteles.

Portillo Mendoza ha sido vinculado con el Cártel Jalisco Nueva Generación, pues sus dos hermanos encabezan una célula de dicho grupo criminal, que disputa la plaza a José Pineda y Jonhy Hurtado Olascoaga quienes dirigen a la Familia Michoacana.

Varios expertos advierten que existen dos razones principales por la que los narcos atacan a las comunidades indígneas. La primera, según el sociólogo Aguirre Rojas, es porque quieren tener el control del lugar donde se producen las drogas. La segunda es porque en la mayoría de los casos, los grupos criminales tienen colusión directa con el Estado, entonces éste les dejará hacer lo que sea.

La revista Proceso detalló en su más reciente edición, que la plaza del estado actualmente le pertenece al cártel de Nemesio Oseguera, “El Mencho”, donde siembra y cosecha amapola. Antes, pertenecía al grupo dirigido por Ismael “El Mayo” Zambada.

Los pobladores del estado de Guerrero han advertido que los perpetradores de la violencia no sólo son los actores tradicionales (narcos) sino también participan paramilitares, fuerzas estatales y policías municipales. Por tal motivo, los comunitarios han reactivado el sistema de autodefensas.