Blog del Narco Alexa

Ramón Villarreal “El Mon”, operador del Cártel de los Beltrán Leyva fue extraditado a los Estados Unidos

El gobierno de México entregó a Estados Unidos a Ramón Villarreal Hernández, “El Mon”, presunto operador del Cártel de los Beltrán Leyva.

Ramón Villarreal “El Mon”, operador del Cártel de los Beltrán Leyva fue extraditado a los Estados Unidos

Para que sea juzgado en Texas, por el homicidio de Juan Jesús Guerrero Chapa, abogado del ex líder del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, “El Mata Amigos”.  El presunto operador de los Beltrán Leyva, es requerido en EEUU por su probable participación en los delitos de acecho interestatal y de asociación delictuosa para cometer un homicidio y su entrega se realizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En febrero pasado el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Penal le negó un amparo a “El Mon”, y declaró infundados los agravios del quejoso, quien reclamó el acuerdo que la Secretaría de Relaciones Exteriores realizó con el gobierno de EEUU, para ser entregado a las autoridades estadounidenses.

Jesús Guerrero Chapa fue el encargado de entregar 50 millones de dólares en efectivo y en propiedades al gobierno estadunidense, como parte de un acuerdo a cambio de reducir la condena de Osiel Cárdenas. El litigante fue ejecutado el 22 de mayo de 2013, en Southlake, Texas. La Embajada de Estados Unidos en México se comprometió a que “El Mon” no será sometido a la pena de muerte en caso de que la Corte Federal del Distrito Norte de Texas lo encuentre responsable del crimen.

Ramón Villarreal Hernández, el “Mon” o “Gabino”, operador financiero del Cártel de los Beltrán Leyva, fue detenido en mayo de 2018 con fines de extradición a Estados Unidos.

De acuerdo con información proporcionada por personal del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos, (FBI, por sus siglas en inglés), “El Mon” es considerado operador financiero del Cártel de los Beltrán Leyva.

En 2018, la entonces Procuraduría General de la República, (PGR), informó por medio de un comunicado que elementos adscritos a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en Nuevo León, cumplimentaron la orden de aprehensión, derivado de investigaciones de gabinete y campo, se tuvo conocimiento de que esta persona se encontraba en la ciudad de Monterrey, donde fue detenido por personal de la AIC sin uso de violencia, afectación a terceros y con respeto a sus derechos, afirmó la PGR.

Conocida como una de las rivalidades del narco más sangrientas, entre la familia de Joaquín Guzmán Loera y los hermanos Beltrán Leyva existen viejos lazos de sangre que prevalecen hoy en día.

Las dos familias forjaron tradición en el mundo del narco. Todos eran primos lejanos que nacieron en la zona de Badiraguato, en las montanas de Sinaloa. Por años, los cuatro hermanos Beltrán Leyva: Arturo, Alfredo, Carlos y Héctor fueron socios de «El Chapo» Guzmán, incluso, al último se le señala de haber apadrinado a Joaquín Guzmán Loera en el mundo del tráfico de cocaína.

La historia de los dos clanes incluye amistad, traición, matrimonios y divorcios. Es tan lejana y la vez tan cercana que se mantiene hoy en día, ya que un sicario que actualmente se declaró culpable en Estados Unidos, de nombre Jesús Beltrán León es cuñado de uno de los hijos de «El Chapo», aunque no se sabe de cuál.

A través de los vínculos matrimoniales, los lazos entre “El Chapo” y los Beltrán Leyva se hicieron más estrechos a finales de la década de los noventa. Luego de la primera captura de Guzmán Loera, en 1993, los hermanos se encargaban de que recibiera puntualmente dinero para costear su estilo de vida dentro de la cárcel federal de Puente Grande, en Jalisco, hasta su fuga, en 2001, en la que también habría colaborado sus primos.

También ayudaron al hermano de «El Chapo», Aureliano Guzmán Loera «El Guano» a mantener el negocio que había iniciado Joaquín.

La muerte de Amado Carrillo Fuentes «El Señor de los Cielos», en 1997 le había abierto camino a los hermanos quienes en 2002, junto con Guzmán Loera y sus socios (Ismael «El Mayo» Zambada y José Esparragoza Moreno «El Azul») formaron lo que se conoce como La Federación o La Alianza de Sangre, ya que Alfredo Beltrán Leyva «El Mochomo» se casó con una prima de «El Chapo», el «Azul» lo hizo con una cuñada de Guzmán Loera quien a su vez contrajo nupcias con Emma Coronel, sobrina de otro de sus socios: Ignacio Coronel.

El cártel de Sinaloa, de Guzmán Loera y sus socios, y el de los Beltrán Leyva, de los hermanos, eran aliados.

Sangre por sangre

La alianza se mantuvo hasta principios de 2008. Sobre la ruptura existen dos versiones: la primera es que fue debido a que la gente al servicio de Ignacio Coronel dejó fuera de un negocio de drogas a Arturo Beltrán Leyva «El Barbas», quien aseguró que había sido una traición.

La segunda es que se les responsabilizó a los hermanos de la ejecución de Édgar Guzmán López, uno de los hijos de «El Chapo», el 9 de mayo de 2008, en el estacionamiento de un supermercado en Culiacán, Sinaloa.

Después, los hermanos acusaron a Guzmán Loera de haber entregado a “El Barbas”, quien fue abatido por fuerzas federales el 16 de diciembre de 2009. A partir de entonces se recrudeció la batalla entre las dos organizaciones.

A través de los años, los Beltrán Leyva tejieron alianzas con otros importantes grupos criminales mexicanos como Los Zetas, el cartel de Juárez, y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para hacer un frente común en contra de Sinaloa.

La rivalidad se mantiene a pesar de que los cuatro hermanos fueron asesinados, detenidos o murieron.

Ramón Villarreal “El Mon”, operador del Cártel de los Beltrán Leyva fue extraditado a los Estados Unidos