Blog del Narco Alexa

«Me agarraron del cuello y me jalaron», mujer relata intento de levanton en Hermosillo

Los hechos se dieron a conocer en un audio donde se escucha a la mujer que relata lo que le sucedió al salir de un restaurante con una de sus amigas.

Me agarraron del cuello y me jalaron, mujer relata intento de levanton en Hermosillo

Posteriormente la versión fue confirmada por las autoridades que revisaron las cámaras del C5,  Estos días en Hermosillo han sido de psicosis entre las mujeres y la sociedad en general, ante una serie de acontecimientos delictivos como acoso sexual, desaparición e intento de rapto.

Sin embargo, el único comprobado como delito ha sido el del intento de privación ilegal de la libertad este martes por la noche, en el estacionamiento de una plaza comercial, al norponiente de la capital sonorense.  Todo comenzó cuando se hizo viral el audio donde se escucha a una mujer relatar lo que le sucedió al salir de un restaurante con una de sus amigas.

De acuerdo con lo que revela, los hechos sucedieron aproximadamente a las 23:00 horas, cuando se despidió de su amiga y ella se dirigió a su automóvil.

Fue en ese momento en el que se acercaron cuatro hombres, dos de ellos se subieron a su vehículo, uno por la parte trasera y el otro en el asiento del copiloto, el tercero se acercó con ella y la intentó sacar a la fuerza, mientras el cuarto vigilaba desde afuera.

«Yo empecé a gritar y a gritar y nomás escuchaba que decían: ¡apúrate, llévatela! ¡apúrate, llévatela. No querían obviamente la camioneta, me querían llevar a mí, yo nada más me acuerdo que forcejeé y empecé a patalear y patalear, gritaba y mordía», se escucha a la mujer con la voz entrecortada.

Detalló que ella no se dejó y siguió forcejeando, aún más cuando la lograron bajar de su auto e intentaron subirla a otro. En ese momento,  un mesero del restaurante se asoma y grita para que la suelten, pero uno de ellos agresores le apunta con una pistola.

«En eso, vi que medio se asoma un mesero y gritó que me dejaran, pero uno de ellos le sacó una pistola y el mesero se regresa y más miedo me dio. Dije, a la madre, nadie me va a ayudar», cuenta.

La víctima agrega que el atacante principal la tomó del cuello con su brazo y la empezó a asfixiar, ella perdía fuerza cada vez más, pero no dejaba de luchar y comenzó a pegarle en la cara con una de sus manos.

Fue ahí cuando una pareja que se encontraba en el estacionamiento se bajaron de su automóvil y el hombre les comenzó a gritar que la dejaran en paz.

«Yo intento jalonearme más y el muchacho con su brazo me empezó a ahorcar, se los juro que yo sentía como perdía fuerza y con el puño de la otra mano empecé a pegarle puñetazos al morro, yo no sé si funcionó o no y en eso está una pareja adentro del carro, yo no me había dado cuenta, entonces se bajó un muchacho y le gritó: ¡suéltala, déjala! y ese le entra con todo, le vale madre que tengan pistola y en eso logro zafarme entre jalones», describe.

La joven logra zafarse de los sujetos y corre al interior del restaurante, donde las meseras ya le llamaban para que entrara a resguardarse.

«En eso logro zafarme entre jalones y demás y empiezo a correr y para eso me gritaban las meseras: vente, métete. Yo no sé qué pasó después, me metí y yo entré en shock. Horrible, fue muy horrible», cuenta la mujer.

Así logró no ser llevada por estas personas, pero sí le quitaron su bolsa, con sus pertenencias.

Este acontecimiento, por la forma en la que se compartió, vía WhatsApp podría haber quedado como en mensajes falsos que generan psicosis, tal como los mensajes de un presunto acosador que hizo viral una joven estudiante, pero que no resultó ser verdad.

O como la desaparición de la joven estudiante de la Universidad de Sonora, cuyos familiares confirmaron, una vez que fue localizada, que, de acuerdo con los relatos de la universitaria, nunca estuvo en peligro.

Sin embargo, el intento de rapto sí fue comprobado por la Policía Municipal de Hermosillo, quienes realizaron un Informe Policial Homologado, en poder de La Silla Rota.

El parte policiaco describe los mismos hechos que se escuchan en el audio de 13 minutos de duración, lo cual pudieron observar por las cámaras del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i).

Al llegar al lugar encontraron a la joven, de quien aún se desconoce su identidad, en estado de shock, por lo que levantaron el reporte de lo ocurrido.

«Por medio de C5i se reportaba una privación ilegal de la libertad, llegando hasta el sitio, donde se entrevistaron con una mujer que había sufrido un hecho delictivo. La reportante dijo que al salir de un restaurante bar que se ubica en dicha plaza y subir a su vehículo, una camioneta de la marca Toyota, color gris, dos personas del sexo masculino la sorprendieron y le arrebataron el bolso, el cual contenía dinero en efectivo y tarjetas bancarias», cita el informe de los elementos.

Además, con los testigos se logró identificar dos vehículos en los que huyeron los agresores: una camioneta Cherokee, color gris y un Toyota Camry, color guinda.

Un medio local también publicó el testimonio de una empleada del restaurante, quien presenció los hechos y confirmó lo sucedido esa noche.

«Yo estaba trabajando, escuché una camioneta pitar demasiado, se escuchaba mucho escándalo, salgo y vi que estaban forcejeando y veo que viene la muchacha corriendo y me dicen: métete que están armados. La muchacha entró y en estaba en shock, le dimos agua y llamamos a la policía», describe de manera anónima.

Estos sucesos también fueron narrados por una estudiante, amiga de la víctima, quien en un hilo de Twitter da a conocer lo ocurrido.

Hoy se engrandece mi rabia e impotencia a todo lo que está pasando. Ayer intentaron llevarse a una amiga, mi amiga que hace los pasteles fabulosos que a todos mis cercanos les he contado, si la ubican saben de quien hablo. Es súper cercana a mi por lo que sabrán que es real y…

Por su parte, la Fiscalía General del Estado no ha recibido la denuncia formal de los hechos, hasta el momento; sin embargo, en el mismo audio, la joven asegura que seguirá con todos los procedimientos para dar con los responsables.

La víctima también envió un mensaje a todas las mujeres a cuidarse entre ellas y procurar no salir solas, sino acompañadas de otra persona.

«Lo que les quiero compartir es que si está pasando, me tocó a mí, es muy horroroso, son vatos fuertes, no cualquiera se anima a ayudarte, entonces nos tenemos que cuidar nosotras, no sirve de nada tener gas pimienta, neta no te da tiempo de sacar eso, mañana voy a dar las vueltas para la demanda, voy a seguir el protocolo, tengo un chingo de miedo, no anden solas, ya sé que no se puede, pero pídanle a alguien que las acompañe. Cuídense mucho porque las quiero completas».