Revelan imágenes inéditas de la tercera captura de “El Chapo” Guzmán

MÉXICO – Están circulando en las redes sociales imágenes inéditas de Joaquín “El Chapo” Guzmán, durante su tercera captura, ocurrida el 8 de enero de 2016.

Revelan imágenes inéditas de la tercera captura de “El Chapo” Guzmán

Y traslado al penal de máxima seguridad de “El Altiplano”; en el Estado de México.  Las fotografías y videos inéditos fueron compartidos por el sitio Latinus US, donde se observa al otrora líder cártel de Sinaloa, esposado y custodiado por elementos de la Fuerzas Armadas.  Tras ser subido a un helicóptero para su traslado al penal de máxima seguridad de El Altiplano, del cual se había escapado el 11 de julio del 2015.

En el material revelado por Latinus US se ve que “El Chapo”, es revisado minuciosamente a su llegada al Altiplano.  En una de las fotografías se ve a “El Chapo” sentado y esposado con las manos hacia atrás, mientras un perro se prepara para revisarlo.  En la secuencia fotográfica también se ve cómo rapan el cabello del narcotraficante y le otorgan su uniforme color beige y es designado como el preso número 3870.

Posteriormente se muestra un video del interrogatorio al que fue sometido Guzmán Loera para su ingreso al penal de máxima seguridad.

El material tiene una duración de casi siete minutos, donde se le preguntan sus datos personales.

Ya con el uniforme puesto y su número de preso 3870, responde a los cuestionamientos del personal del penal.

“Con el que estoy casado es con Alejandrina Salazar pero con la que vivo con Emma Coronel“, respondió “El Chapo”,

Dijo haber terminado la primaria y haber nacido el 4 de abril de 1957 en Badiraguato. Dio más datos personales, como los nombres de sus padres.

Reconoció que su alias es “El Chapo” y que vivía en “La Tuna”, en Badiraguato y que su ocupación era “agricultor”.

Después del interrogatorio, el “Chapo” fue trasladado a la que sería su celda hasta que fue trasladado a un penal de Ciudad Juárez, para ser extraditado a Estados Unidos.

“El Chapo” fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017, donde fue sentenciado a cadena perpetua y 30 años más.