Blog del Narco Alexa

Así es el Reclusorio Norte, la prisión a donde trasladaron a “El Lunares”

Óscar Andrés Flores Ramírez, alias “El Lunares”, líder de La Unión Tepito” fue trasladado al Reclusorio Norte, ubicado en la Ciudad de México, acusado del delito de secuestro exprés agravado.

Así es el Reclusorio Norte, la prisión a donde trasladaron a “El Lunares”

“El Lunares”, fue reaprehendido al salir del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, luego de que una juez federal ordenó su liberación inmediata, argumentando que su arresto no fue legal.  Pese a que las autoridades capitalinas han catalogado a Óscar Andrés Flores Ramírez, como un sujeto de alta peligrosidad, el líder del cártel La Unión Tepito.

Permanecerá en el Reclusorio Norte, una de las prisiones peor calificada de la capital del país, de acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).  Aunque fueron concebidos como lugares de readaptación para las personas.

Que cometieron algún delito, los penales del país son verdaderos centros del crimen, dominados por grupos delincuenciales.  El Reclusorio Preventivo Varonil Norte, ubicado en la colonia Guadalupe Chalma de la alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México y cuya operación data desde el 16 de agosto de 1976, no es la excepción.

Investigaciones periodísticas han revelado que dentro de este Reclusorio además de la saturación y hacinamiento, prevalece la comisión de delitos desde el cobro por el “pase de lista” y el “uso de suelo”, pasando por la venta y distribución de droga, el uso de celulares con los que se realizan extorsiones y secuestros, hasta violaciones y asesinatos.

Pero de acuerdo con Milenio, en este penal también existen zonas VIP, áreas privilegiadas a las que se puede acceder mediante un alto pago.

La tarifa mínima son 15 mil pesos, aunque varía y va aumentando de acuerdo con la identidad, capacidad económica y tiempo de reclusión de cada interno que pueda pagarlo. En estas zonas se puede tener celulares, patallas, e incluso, internet y televisión de paga.

Por si esto fuera poco, es insuficiente su personal de seguridad y custodia, por lo que facilita las condiciones de autogobierno e incluso, de riesgo de fugas, como sucedió el pasado 29 de enero en el Reclusorio Sur, de donde escaparon tres sujetos ligados al Cártel de Sinaloa, uno de ellos, el antiguo operador financiero de Joaquín “El Chapo» Guzmán, Víctor Manuel Félix Beltrán, alias el “Vic” y quienes serían extraditados a Estados Unidos.

En este reclusorio que tiene una superficie total de 152,016 metros cuadrados y con una a capacidad instalada para albergar a 5,430 internos, viven al menos 11,000 reos (de acuerdo con datos de la organización civil Documenta AC del 2017), entre los que se encuentran algunos conocidos “personajes”.

“El Moco”

Ricardo López Castillo, alias “El Moco” es uno de los líderes fundadores de La Unión Tepito. Se encuentra en el Reclusorio Norte acusado del homicidio de Horacio Vite Ángel, dealer de la Unión de Insurgentes afuera del Bar Black, lo que desató el secuestro y muerte de 13 jóvenes del Bar Heaven en mayo de 2013.

También es señalado de haber participado en el homicidio de seis jóvenes la noche del 27 de octubre de 2010, cuando se dirigían en una peregrinación a la iglesia de San Hipólito, en la ciudad de México.

Javier Duarte

Se encuentra preso en el Reclusorio Norte desde julio de 2017 acusado de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, al haber desviado al menos 223 millones de pesos provenientes del erario público, el cual fue entregado a empresas fantasma que, a su vez, lo triangularon a un segundo nivel de compañías y éstas a diferentes prestanombres

Duarte no convive con el resto de la población. Está separado por una malla metálica en el área ingresos y medidas cautelares, luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos hiciera la recomendación para que el ex gobernador no sea agredido.

Juan Collado

El reconocido abogado Juan Collado, detenido el 9 de julio de 2019 por los delitos de delincuencia organizada y recursos de procedencia ilícita.

Collado fue abogado de la élite política mexicana, entre sus clientes se encuentran el ex presidente Enrique Peña Nieto, Raúl Salinas de Gortari y el líder del gremio petrolero, Carlos Romero Deschamps.

A Collado Mocelo se le acusa de pertenecer a una red financiera ilícita que simuló, mediante empresas fantasmas, la compra venta de inmuebles ideadas para la apropiación fraudulenta de un terreno en la ciudad de Querétaro, además de que transfirió USD 120 millones a Androrra.