Blog del Narco Alexa

Visitas conyugales, la única forma para que el Marro, líder huachicolero vuelva a ver a su esposa

La aprehensión de Karina Mora, pareja del presunto líder huachiciolero y narcotraficante José Antonio Yépez Ortiz, alias el Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL).

Visitas conyugales, la única forma para que el Marro, líder huachicolero vuelva a ver a su esposa

Y de otras tres personas en el estado de Guanajuato.  La Fiscalía General de la República (FGR) informó que en la audiencia, la cual terminó en los últimos minutos de este viernes, se determinó la legalidad de las cuatro detenciones.  “La defensa solicitó la duplicidad del término constitucional, que se cumple el miércoles, el día que se realizará la audiencia de vinculación (a proceso)”, explicaron las autoridades.

El pasado 30 de enero, fuerzas de seguridad detuvieron en Celaya a Karina Mora, pareja de el Marro, a quien se le atribuyen extorsiones, secuestros y narcotráfico con el Cártel de Santa Rosa de Lima.  Además, en el operativo conjunto de Policía estatal con elementos del Ejército, Marina y Guardia Nacional fueron detenidos César “N”, Serafina “N” y Alfonso “N”.

Dentro de la casa de seguridad de la localidad San Miguel Octopan, donde fueron hallados los presuntos delincuentes, también aseguraron cuatro armas de fuego, dos de calibre 9 milímetros, un fusil de asalto AK-47 y un rifle calibre 270.

También más de 800 cartuchos útiles de diversos calibres; cuatro cargadores abastecidos; dos porta-fusiles y dos artefactos explosivos metálicos.

Así como tres chalecos balísticos, dosis de drogas, tres vehículos y dos cuatri-motos marcas Can-AM Outlander modelos 2017 y 2019, con números de identificación alterados, y más de 69 mil pesos en efectivo.

En su disputa territorial con el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel de Santa Rosa de Lima ha sembrado terror en Guanajuato en los dos últimos años.

En marzo de 2019, tras el arranque del operativo “Golpe de Timón” fueron detenidos en Villagrán, Angélica “N”, cuñada de el Marro, y el expolicía federal Javier “N”.

Pese a ser acusados de operadores financieros y de logística de la organización criminal, un juez determinó su libertad por no encontrar pruebas suficientes por parte de la Fiscalía estatal.