Blog del Narco Alexa

Los Torres Félix, la maldición familiar del temible sicario de El Mayo Zambada

Ismael El Mayo Zambada es uno de los líderes criminales que jamás han sido capturados por las autoridades de México.

Los Torres Félix, la maldición familiar del temible sicario de El Mayo Zambada

Por lo que se dice que la razón por la que nunca ha sido aprehendido es por su equipo de seguridad, principalmente de su mano derecha, Manuel Torres Félix.  El también conocido como El M1 o El Ondeado fue jefe de sicarios del grupo de El Mayo y murió en un enfrentamiento entre su grupo y elementos del Ejército en octubre de 2012 en la comunidad de Oso Viejo en Culiacán, Sinaloa.

El sicario no es el único de su familia involucrado en el crimen organizado, pues se dice que casi todos sus integrantes tienen o tuvieron que ver con el narcotráfico, ya que varios murieron o están tras las rejas.  El hermano de El Ondeado es Javier Torres Félix, El JT, quien estaba al mando de un pequeño grupo que se encargaba de operaciones especiales y de la protección de los altos mandos del Cartel de Sinaloa.

Fue arrestado por el Ejército en Culiacán en enero de 2004. Posteriormente fue extraditado a los Estados Unidos a fines de 2006, acusado de tráfico de drogas. Después de cumplir su condena, El JT fue liberado y deportado a México; sin embargo, nuevamente fue detenido en nuestro país por cargos pendientes de crimen organizado, homicidio y uso ilegal de armas de fuego en abril de 2013.

Rito Torres Félix, hijo de El Ondeado, fue aprehendido por la Policía Estatal Preventiva de Sinaloa durante un operativo en la carretera Culiacán-Mazatlán en 2017.  Iba acompañado de su primo Jesús Javier Torres Urrea, El J6, hijo de Javier Torres; les incautó armamento.

Joel Torres Jiménez, uno de los hermanos de El J6, fue ejecutado en Culiacán mientras conducía una camioneta Mercedes-Benz, mientras que otro, Misael Torres Urrea, El M2, fue arrestado en octubre de 2014 en su domicilio en el fraccionamiento Camino Real, en Culiacán.

Atanasio Torres Acosta, El M4, hijo de El Ondeado, fue ejecutado en 2008, presuntamente a manos de los Beltrán Leyva y Los Zetas.

Karime Torres Acosta, hija de Manuel Torres, fue capturada junto con su esposo Serafín Zambada, hijo de El Mayo, aunque fue liberada. Por su parte, la otra hija del sicario, Yasira Esmeralda Torres Sánchez, presenció la ejecución de su pareja Heriberto Esparza Sepúlveda en 2015.

La única integrante de la familia Torres Félix que murió de causas naturales fue Marisol Torres Urrea, quien padecía lupus eritematoso, una enfermedad crónica en la que el sistema inmune ataca los propios órganos y tejidos.