Loading...

El día que abatieron a Nacho Coronel el hombre de confianza de “El Chapo” Guzmán

Ignacio Coronel Villarreal alias ‘Nacho Coronel’ se convirtió en el hombre de confianza de Joaquín “El Chapo” Guzmán para operar en Jalisco, Colima y Nayarit.

El día que abatieron a Nacho Coronel el hombre de confianza de “El Chapo” Guzmán

Al grado de mantener estos estados lejos de la violencia extrema del narcotráfico.  Sin embargo, las divisiones entre El Chapo Guzmán y los hermanos Beltrán Leyva provocaron una ruptura del Cártel de Sinaloa y una serie de ejecuciones.  Los hermanos Beltrán Leyva se asociaron con Los Zetas para enfrentar a Chapo Guzmán,  a Juan José Esparragoza Moreno ‘El Azul’, a Ismael ‘El Mayo’ Zambada y a Nacho Coronel.

En una operación integrantes de Los Zetas secuestraron y asesinaron a un hijo de Nacho Coronel, lo que desató una serie de ejecuciones y venganzas entre ambos bandos en el occidente del país.  Con este hecho Nacho Coronel se puso en la mira de elementos de La Marina, quienes  montaron un operativo para capturarlo en su residencia del Fraccionamiento Colinas de San Javier, en Zapopan, Jalisco.

El 29 de Julio del año 2010 efectivos de La Marina y el Ejército mexicano cercaron la vivienda para atrapar a uno de los miembros más importantes del Cártel de Sinaloa, por quien las autoridades ofrecían una recompensa.

Nacho Coronel se opuso al arresto y se enfrentó a tiros con las fuerzas fedeales, quienes lo abatieron de dos balazos. Uno en el abdomen y otro en el tórax.

‘El Rey del Cristal’, como también fue conocido, inició su carrera delictiva al lado de Amado Carrillo Fuentes, ‘El Señor de los Cielos’, líder del Cartel de Juárez, quien lo nombró como el operador de su organización en Jalisco.

Diferencias entre ambos provocó que Amado Carrillo tendiera una trampa a Coronel, quien fue arrestado por las autoridades en 1993; pero poco después quedó en libertad con ayuda de abogados del Cártel de Sinaloa; agrupación con la que se alió para retomar el control de Jalisco, Colima y Nayarit.

La muerte del capo dejó un vacío de poder en tráfico de drogas síntéticas, lo que fue aprovechado por Nemesio Oseguera Cervantes alias ‘El Mencho’ para crear el Cártel Jalisco Nueva Generación y dominar el occidente del país tras ganarle la batalla a Ramiro Pozos González, alias ‘El Molca’, líder de La Resistencia.

Ignacio «Nacho» Coronel Villarreal era la mano derecha de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en quien depositó su confianza para operar Jalisco, Colima y Nayarit; zonas que mantuvo lejos de la violencia extrema.

El descontrol se derivó de conflictos entre Joaquín «El Chapo» Guzmán y los Beltrán Leyva, que iniciaron una serie de asesinatos.  Los hermanos Beltrán Leyva hicieron alianza con Los Zetas para enfrentar al poderoso Cártel de Sinaloa y sus principales líderes: Joaquín Guzmán Loera, Juan José Esparragoza Moreno ‘El Azul’, a Ismael ‘El Mayo’ Zambada y a Ignacio Coronel.

Según La Unión Jalisco, Los Zetas secuestraron y asesinaron a un hijo de Coronel; lo que agudizó la violencia. En su sed de venganza, «Nacho» Coronel fue localizado por elementos de La Marina. Tras este suceso, fue implementado un operativo para su captura en su residencia del Fraccionamiento Colinas de San Javier, en Zapopan, Jalisco.

El 29 de Julio del año 2010 fue el día clave, el capo se vio acorralado por La Marina y el Ejército; a quienes recibió a tiros.

“Nacho” Coronel, al verse rodeado, quebró un ventanal e intentó huir. En el lugar se encontraba con Irán Francisco Quiñones Gastélum y una fisioterapeuta, se encontraba en pleno masaje al momento de que fue cercado. Al ver que no tenía salida, regresó al interior de la casa, asesinó a un elemento del ejército e hirió a otro. Posteriormente, fue sorprendido por una escopeta Mossberg calibre 12 milímetros que le arrebató la vida de dos balazos, uno en el abdomen y otro en el tórax.

El blog del narco reveló detalles de la escena de su muerte, su cuerpo quedó tendido sobre las escaleras con sangre que sale de su boca, una hemorragia. En una maceta se observa su escuadra favorita, una cacha cubierta de diamantes. El ejército dio a conocer que Coronel los recibió con un fusil M-16, el cual no fue visto en el lugar. Aseguran que el arma que asesinó a Ignacio Coronel es utilizada para “volar” las puertas.

Al caer Coronel, Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, aprovechó la oportunidad para formar el Cártel Jalisco Nueva Generación, el actual cártel más poderoso de México.

Coronel fue llamado también ‘El Rey del Cristal’, comenzó su carrera delictiva al lado de ‘El Señor de los Cielos’, Amado Carrillo Fuentes.

Carrillo «entregó» a Nacho Coronel a las autoridades en 1993, pero el Cártel de Sinaloa lo apoyó para obtener su libertad.

Como parte de los golpes perpetrados por el Cártel de los hermanos Beltrán Leyva a las células criminales relacionadas a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera están los asesinatos cometidos contra familiares de los principales capos, entre ellos a Ignacio ‘Nacho’ Coronel.

Su intención era restar capacidad a sus rivales y comenzaron a amedrentarlos con acciones que violaron reglas no escritas en su código criminal.

El Cártel de Sinaloa llegó a la cima del negocio del tráfico de drogas debido a su sanguinarias estrategias, entre las que se contaba el asesinato de rivales en plazas donde antes no tenían injerencia.

Los Beltrán Leyva respondieron de forma más terrible y en 2008 mandaron matar a Édgar Guzmán, hijo del famoso capo, dos años después perpetraron un nuevo asesinato; esta vez la víctima era el hijo adolescente de ‘Nacho’ Coronel.

El capo tenía a su control las operaciones ilegales de la organización en la ciudad de Guadalajara y casi todo el estado de Jalisco, por lo que los otros grupos lo veían como una amenaza a sus intereses.

Alejandro Coronel Mardueño, de 16 años, fue ultimado en abril de 2010 en Bahía de Banderas, Nayarit; situación que le provocó una terrible depresión.

El responsable del homicidio fue Santiago Lizárraga Ibarra, operador de Arturo Beltrán ‘El Barbas’, en Mazatlán; quien poco después apareció sin vida.

Coronel, en represalia, secuestró a la esposa de Héctor Beltrán Leyva para liberarla días después sana y salva con una nota en la mano dirigida a sus enemigos que decía: ”Te la entrego sana y salva para que veas que para nosotros la familia es sagrada”.

El conocido como ‘El rey del crystal’ murió ese mismo año, a manos de elementos del Ejército durante un enfrentamiento en un exclusivo fraccionamiento de Zapopan.

Loading...