Blog del Narco Alexa

El Ponchis y otros menores detenidos, trabajaban para el narco

CDMX.-  Para expertos en temas de seguridad y defensores de derechos humanos, este caso refleja cómo el crimen organizado ha absorbido a las niñas, niños y adolescentes del país.

El Ponchis y otros menores detenidos, trabajaban para el narco

Quienes están vulnerables ante la falta de oportunidades de educación y empleo,  El 3 de diciembre de 2010 una noticia conmocionó a todo México: Édgar Jiménez Lugo, un joven de apenas 14 años, fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), luego de haber torturado y asesinado a por lo menos cuatro personas.

Las víctimas eran enemigos del “Cártel del Pacífico Sur”, organización criminal para la cual trabajaba como sicario y donde, según sus declaraciones, recibió más de 2 mil 500 dólares por ejecutar gente.   Aunque Jiménez Lugo justificó que había cometido los delitos bajo los efectos de distintas drogas y que lo habían “jalado” a esa organización criminal.

Un juez lo encontró culpable por los delitos de homicidio doloso y secuestro, y lo sentenció a tres años de prisión.  Para expertos en temas de seguridad y defensores de derechos humanos, este caso refleja cómo el crimen organizado ha absorbido a las niñas, niños y adolescentes del país, quienes están vulnerables ante la falta de oportunidades de educación y empleo.

DETIENEN A MÁS DE 4 MIL MENORES EN 12 AÑOS

Datos de la Secretaría de Marina (Semar), la Policía Federal (PF) y la Fiscalía General de la República (FGR) dimensionan el problema: en 12 años estas instituciones detuvieron a 4 mil 350 menores de edad en operativos contra el crimen organizado. Desde 2006, cuando el expresidente Felipe Calderón le declaró la guerra al narcotráfico, no hay un sólo estado sin una detención.

Documentos revelan que la PF ha concentrado más de 90% de las capturas de menores de 18 años, seguida de la Semar y la FGR.

En Chihuahua se han hecho 808 detenciones; en Tamaulipas, 644; en Guerrero, 470; en el Estado de México, 279; en Michoacán, 277; en Zacatecas, 206; en Nuevo León, 204; en Sonora, 176; en Veracruz, 129; en la Ciudad de México, 106, y en Baja California, 101. Entre 2010 y 2015 se concentró la mayor cifra de detenciones, con 3 mil 48 casos.

Javier Oliva Posada, experto en temas de seguridad e investigador de la UNAM, explicó que a partir de 2005 las bandas criminales comenzaron a utilizar a menores, primordialmente como halcones —vigilan que las autoridades no se acerquen a las zonas donde operan—.

“Para la delincuencia organizada es atractivo usar a menores de edad, porque, en caso de ser capturados, las penas que reciben no son muy largas y el número de sentencias es muy bajo”, señaló.