Loading...

La rebelión de «Los Cabos» en el Cartel de Jalisco y la traición a «El Mencho»

Un grupo de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación denominado «Los Cabos» provocó una fragmentación en la sanguinaria.

La rebelión de Los Cabos en el Cartel de Jalisco y la traición a El Mencho

Y poderosa organización criminal cuyo jefe es Nemesio «El Mencho» Oseguera Cervantes.  El enfrentamiento al interior comenzó cuando «Los Cabos» decidió escindirse del CJNG.  De acuerdo con un agente de la DEA  que trabaja en la captura del líder CJNG, «El Mencho», éste se encuentra  «a salto de mata» entre los cerros de los estados de Colima, Jalisco y Michoacán.

Se olvidó de los lujos y ahora tiene que vivir con un perfil bajo para que las autoridades no puedan encontrarlo.  Ello provocó que otros miembros de la organización delictiva se posicionen con fuerza dentro del CJNG,  pero esto no ha dejado a todos contentos.  Los traficantes disidentes quedaron entre dos fuegos: sus enemigos de Sinaloa y los de Jalisco que buscaban fidelidad y les retiraron su «protección».

En medio de esa purga criminal, la mañana del viernes 2 de agosto asesinaron en Baja California Sur a Ricardo Álvarez Olivares «El Bebé» o «El Cabo 39», y sucedió la captura de Édgar Herrera Pardo «El Caimán» o «El Cabo 8» la madrugada del domingo 4 de agosto en San Luis Potosí.

«El Cabo 39» creyó que saliendo de Tijuana estaría a salvo de los sicarios del Cártel de Sinaloa,  al servicio de Víctor Hugo Mejía «El Griego» o de José Luis Mendoza Uriarte «El Güero Chompas», y  de los de Jalisco con Israel Alejandro Vázquez Vázquez «El Cabo 50» a la cabeza.

Sin embargo, fue sorprendido y asesinado cuando salía de su casa en Baja California Sur.  Al «Cabo 8», Édgar Herrera,  lo siguieron a través de su pareja en turno.

El Cártel de Sinaloa sigue peleando la plaza de Baja California, pero la guerra interna que libran los integrantes del CJNG está dejando más muertos.

Este pleito intestino y la reestructuración de la dirigencia del CJNG en la región también generó la ola de violencia  que desde hace semanas vive la ciudad fronteriza de Tijuana, que acumula 16 muertos. Y los más de 670 homicidios violentos cometidos entre mayo y agosto de 2019.

En este conflicto interno del CJNG y la violencia es ocasionada,  de acuerdo por las autoridades, por los siguientes personajes:

Alejandro Estrada «El Lic del Diablo». Abogado que ha tenido como clientes a Alfonso Lira Sotelo (asesinado en septiembre de 2018) y José Soto «El Tigre» (libre). Salió ileso de un atentado armado en Tijuana en febrero de 2016.

Jesús Alfonso Trapero «El Jeshu». Exagente municipal que ha operado para todos los cárteles de droga que han tenido actividad en Baja California. Lideró a los de Jalisco en Tecate y actualmente es cabecilla  del CJNG.

«El Trapos» es quien da los permisos para matar, «incluso cuando no son temas internos es quien controla», afirmaron integrantes del CJNG detenidos a las áreas de inteligencia.

Israel Alejandro Vázquez Vázquez «El Cabo 50», sicario de «El Mencho», iniciado en el cártel con Arturo Gómez Herrera «El Gross», asesinado en octubre de 2016 en Guadalajara y Juan José Pérez Vargas «El Piolín», capturado en la misma ciudad en septiembre de 2017 y muerto en el penal de Puente Grande en mayo del año en curso.

Algo parecido pasó en el 2006 cuando se enfrentaron los líderes de sicarios del Cártel de los Arellano Félix, confrontación que permitió la entrada del Cártel de Sinaloaen 2011 y posteriormente, en 2014, le abrió la puerta al Cártel Jalisco Nueva Generación.

El más reciente narcomensaje lo dejaron sobre un cadáver en Camino Verde el 8 de junio: «Ahí esta tu gente Gustavo German Ayala alias El  Tavo Patachin o Cobre y tu David Lopez  Jimenez el 20 deja de mandar hacer marranadas desde la carcel sigues tuRuben, Richi, Pablo, Pelon, Mena, así van a amanecer pirujas volteadas…

«El 20» ingresó con los de Jalisco, pero se separó de los operadores del CJNG desde enero de 2019. Entonces empezaron a colgar mantas acusándolo de traidor y amenazándolo de muerte, en ese tiempo se trasladó a Mexicali, donde lo capturaron.

Las autoridades identifican dos hechos que recrudecieron el enfrentamiento interno del CJNG a partir de mayo de 2019:

  • El 5 de mayo, la privación de la libertad en una zona residencial de Guadalajara, de Héctor Manuel Morales Guzmán «El Gallero», quien había quedado como jefe operativo criminal en lugar del «Piolín», «pero por la drogas andaba bien loco y estaba mandando matara a su gente». Operativo criminal en el que hirieron a balazos a Edgar Herrera Pardo.

  • El 15 de mayo, la repentina y extraña muerte por bronco aspiración de Juan José Pérez Vargas «El Piolín» mientras comía.

Ante la ausencia de estos jefes criminales, los nuevos  jefes criminales pidieron fidelidad pero no la obtuvieron de todos «Los Cabos», algunos decidieron incorporase al grupo rebelde del «El Cabo 20» y Germán Ayala.

En Tijuana, el primer cuatrimestre tuvo un promedio de 173 asesinatos al mes, en el segundo cuatrimestre subió a 214 asesinatos mensuales.

En mayo, la condición de inseguridad también se agravó porque las fuerzas federales redujeron en 80% su cooperación en labores preventivas por el cambio a una Guardia Nacional.

Loading...