Blog del Narco Alexa

‘El Muletas’ el hombre que vivió la barbarie y los tiempos violentos de Cartel de Sinaloa en Tijuana

La actualización de la ficha con número de control 1864678, realizada en abril de 2018, indica que Raydel Rosalío López Uriarte “El Muletas”, de 40 años, es un hombre libre.

'El Muletas' el hombre que vivió la barbarie y los tiempos violentos de Cartel de Sinaloa en Tijuana

El “comerciante de autos”, quien admitió ante policías federales vender droga, dejó de presentar recursos legales contra las autoridades carcelarias de Puente Grande el 17 de diciembre del año pasado. Versiones no oficiales que las autoridades investigan actualmente, indican que el recién liberado vive en Jalisco y delinque para el cártel de dicho Estado

Tras nueve años, de cárcel, autoridades federales confirmaron la liberación de Raydel López Uriarte, el traficante que mandó hacer 200 uniformes para su mini ejército de sicarios y, según sus propias palabras, se dedicó al narcotráfico durante ocho años y coprotagonizó una guerra de sangre que en cuatro años dejó un saldo de casi 2 mil muertos

¿Nombre?

“Raydel Rosalío López Uriarte”.

¿Edad?

“30”.

¿Originario de dónde?

“De Tijuana”.

¿Ocupación?

“Mmm… muevo mota”.

¿Haber?

“Muevo mota, soy traficante”.

¿Eres traficante?

“Simón”.

¿Cómo te apodan?

“Muletas”.

¿Desde hace cuánto te dedicas al narcotráfico?

“Desde el 2002”.

¿Desde el 2002? ¿Qué relación tenías con “El Teo”?

“Mi compadre”.

¿No eres sujeto de extradición en Estados Unidos?

“Sí”.

¿Por qué delitos y en qué estados?

“Por narcotráfico, en la DEA”.

¿Desde hace cuánto?

“Desde el 2016, 2007, por ahí”.

¿Entonces controlaban él –Teo- su parte, y tú, tu parte de la plaza de Tijuana?

“Yo en mi rollo y él sus cosas, yo no sé, yo en mi rollo, lo mío”.

¿Por qué te apodan “El Muletas”?

“Porque cuando tuve un accidente en una moto traía muletas”.

¿Hace cuánto que tuviste ese accidente?

“El 2000”.

El 2000, ¿y qué te fracturaste?

“Las rodillas y el pie, por un lado las rodillas y el píe”.

¿También fue tu idea crear uniformes así con las muletas y la calavera?

“Sí yo las hice”.

Tú las hiciste ¿cuántas mandaste hacer?

“Como 200”.

¿200?

“Simón”.

¿Y por qué razón las hiciste?

“Porque tenía 200 gentes”.

Bastante gente ¿ustedes estaban en guerra con los Arellano Félix?

“Si yo estoy en guerra con ellos”.

¿Hace cuánto que están en guerra?

“Toda la vida”.

¿Qué les exigen a ustedes?

“Nooo, ‘mata gente, mata gente, mata niños, mata viejas’ y to’ ese pedo, güey. Nosotros, yo nunca he matado ni un niño, ni una vieja tampoco”.

¿Con cuánta gente cuenta… cómo le llaman, “El Doctor”, “El…?

“`El Albañil’, ‘Ingeniero’ es mucho pa´ él“.

“El Ingeniero”. Los conflictos que ha habido en Tijuana de tiroteos y todo eso, ¿es precisamente que ustedes se han encontrado?

“No, pero contra ellos, simón, nada de gente inocente, bato contra bato”.

¿Tienes algún jefe, o ustedes…?

“No, ningún jefe,  yo soy el bueno”.

Esas fueron las palabras que los ciudadanos pudieron escuchar en voz de López Uriarte, como parte de un video hecho público por el Gobierno Federal en febrero de 2010, cuando el traficante con operatividad en Tijuana fue detenido en Baja California Sur.

Lo grabaron mientras lo trasladaban en avión a Ciudad de México tras haber estado en Tijuana dando información a los gobiernos locales, la cual fue utilizada para catear y asegurar varias propiedades del cártel de “Los Teos”, luego de escindirse del Cártel Arellano Félix y mantener una pugna interna en Tijuana entre los años 2006 y 2010. Está célula criminal era encabezada por el compadre del “Muletas”, Eduardo García Simental “El Teo”, preso desde enero de 2010.

LIBRE… OTRA VEZ

Nueve años después de su captura, el narcotraficante que movió mota por ocho años -sin empacho dijo que empezó a hacer esta actividad en 2002- regresó a las calles como hombre libre.

En junio de 2019, entre los integrantes de las corporaciones de seguridad en Baja California circuló una versión que generó preocupación: “Liberaron a El Muletas´ y aEl Chiquilín´ (Manuel García Simental), también dicen que en California, autoridades de Estados Unidos detuvieron a `El Karateca´ (Carlos Gamiño González) con dinero que no pudo justificar, pero lo dejaron en libertad”.

ZETA consultó a diversas autoridades aprehensoras y personal del sistema penitenciario en México y Estados Unidos, pero la

“El Chiquilín” ahora es musulmán

Fotos: Cortesía / Archivo.- Manuel García Simental, “El Chiquilín”.

En cuanto a Manuel García Simental “El Chiquilín”, reportes penitenciarios indican que sigue preso en el penal de Durango y adquirió nuevas convicciones religiosas, pero de acuerdo al procesado, las autoridades penitenciarias le obstaculizan practicarlas.

En los textos judiciales, asegura que lo torturan física y mentalmente con golpes y amenazas, que lo dejan fuera de las actividades del penal para tratar de obligarlo a afeitarse diario, cuando él se quiere dejar crecer barba.

Por este motivo tramitó el amparo indirecto 1161/2017, en el que ha alegado de manera reiterada su queja porque la administración del penal le ha negado:

  • Usar un reloj para saber la hora en que debe realizar sus cinco oraciones al día

  • Informarle hacia donde queda la ciudad santa de La Meca con relación a su celda, para poder hacer sus oraciones con la cabeza orientada hacia ese punto

  • Proporcionarle para sus rituales, un tapete de un metro por 80 centímetros de manera gratuita, o la autorización para que sus familiares se lo lleven para practicar sus rituales.

También se ha amparado porque no le dan el servicio gratuito ni permiten que sus familiares paguen un tratamiento para várices y blanqueamiento dental.

corroboración tardó varias semanas en llegar.

“Manuel García Simental sigue preso”, “Hay un extraño hermetismo en torno a la información del `Karateca’”, y “Uriarte ya está libre”.

Como prueba de la liberación del traficante, se hizo llegar la ficha con número de control  1864678, que hace referencia al procesado Raydel Rosalío López Uriarte, alias Raydel Rosario López Uriarte, alias Raúl Rangel Cázarez, alias Luis Alfonso Velarde Solís, alias “El Muletas”, masculino nacido en Baja California el 6 de mayo de 1979, con un peso de 76 kilogramos y 1.75 metros de estatura, quien tiene como estado civil “unión libre” y como ocupación “comerciante de autos”.

En el apartado donde se indica la ubicación del individuo se lee “en libertad”.

De acuerdo a este documento, el hombre que ingresó como procesado, fue dejado en libertad el 23 de abril de 2018, la misma fecha de actualización de la ficha, sin embargo, este Semanario pudo corroborar que tal dato es impreciso, lo mismo que el reporte que lo registra como preso del  Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 3  Noroeste en Tamaulipas, cerrado desde 2016.

LA PRIMERA

De hecho, un documento similar se emitió el 14 de julio de 2017, la ficha con número de control 3792793 informaba que López Uriarte no era más preso en el Penal Federal en Puente Grande.

Pese al documento oficial en poder de ZETA, en 2017 las autoridades federales y locales se negaron a confirmar la liberación y dejaron abierta la posibilidad de que el procesado solo hubiera cambiado de Cefereso.

De los diversos traslados de López Uriarte por los penales de México, se sabe que estuvo preso de 2010 a noviembre de 2012 en el Cefereso Número 3 Matamoros; de noviembre de 2012 a abril de 2015 en el Cefereso Número 11 CPS Hermosillo; y de 2015 a julio de 2017, en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, Cefereso de Occidente. En los dos primeros penales fue un preso problemático, y en el tercero, obtuvo las mejores calificaciones como alumno de  secundaria.

ZETA pudo conocer entonces que la causa penal 134/2010 -la única iniciada en su contra- era por la presunta comisión del delito de delincuencia organizada en la hipótesis de ilícitos contra la salud, en el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales con residencia en Tijuana, pero no era considerada sólida.

Primero porque intentaba juzgarlo únicamente por el aseguramiento de dos kilos y medio de marihuana. Y después, porque los testigos en su contra se retractaron: se trataba de Ricardo Agustín Vieyra Mendoza, Abel Mena Arévalos y el ex policía Héctor Rodrigo Soky Martínez “El Soky”, supuestos operadores de la célula de López Uriarte, quienes presuntamente  lo imputaron al principio  en homicidios, traslados de droga, corrupción de policías, levantones y secuestros. En sus declaraciones, primero no describieron correctamente al “Muletas” y después se desistieron, negando haber participado en cualquier acción criminal. De hecho, algunos de ellos fueron liberados antes de 2017.

PRESO Y ACTIVO LEGALMENTE  DEL 14 DE JULIO DE 2017 A DICIEMBRE DE 2018

Entre el 14 de julio de 2017 (fecha en que la informática del sistema penitenciario registró su aparente liberación) y diciembre de 2018, López Uriarte solicitó media docena de amparos, pues temía que lo llevasen a otra prisión, pues a algunos de sus compañeros de encierro los estuvieron intercambiando en los demás Cefereso. En su caso, todos los juicios de garantías causaron sobreseimiento, ya que en todas las ocasiones, las autoridades negaron su intención de trasladarlo.

  • En junio de 2017, López Uriarte había tramitado dos amparos similares, le respondieron que no existía la intención de trasladarlo, pero “El Muletas” insistió.

  • El 8 de agosto de 2017, con el expediente numerado 1267/2017, su abogado solicitó un  amparo contra una orden de traslado que no existía.

  • El 18 de agosto de 2017, la denegación de persona de confianza fue desechada.

  • El 24 de octubre de 2017, expediente 1265/2017, otra vez  se ampara contra una orden de traslado inexistente.

  • El 30 de octubre de 2017, en el expediente 1260/2017, de nuevo se ampara contra una orden de traslado sin sustento y el recurso se sobresee.

  • El 18 de septiembre de 2018, destinatario Juzgado 5º de Distrito, expediente 1120/2018 contra traslado.

  • El 17 de diciembre de 2018, expediente 220/2018 al 9º  Distrito, contra traslado.

Existe otro trámite de amparo -1745/2017- por tortura y tratos crueles, pero a partir de diciembre del año anterior, no hubo más solicitudes judiciales.

López Uriarte fue un procesado muy activo judicialmente, ya que se mantuvo en permanente rebeldía contra el régimen de máxima seguridad y extrema disciplina, y durante casi nueve años solicitó amparos, prácticamente  uno o dos al mes, por diversos temas; desde la negativa de la tienda del penal para venderle golosinas, la restricción para adquirir un televisor, hasta ser torturado o transferido de penal. Simplemente dejó de hacerlo.

Suman mil 236 homicidios en Tijuana

Samuel Barraza Rivas, de 35 años de edad, fue asesinado a quemarropa junto con Luis Edel Hernández Frías, de 34, en el estacionamiento de Plaza Galerías la noche del martes 16 de julio.

Bajo los alias Samuel Barajas Rivas o José Manuel Espinoza Rodríguez, Barraza Rivas tenía ante la Procuraduría General de Justicia del Estado varias averiguaciones previas: la primera por testigo de homicidio simple en 2019, narcomenudeo, lesiones y amenazas, ambas en Ensenada.

El occiso, quien también se desempeñaba como intérprete de música norteña, en especial narcocorridos bajo el nombre de Samuel Barraza, tenía dentro de su historial delictivo detenciones contra la salud en los años 2007, 2008, 2009, 2012, 2015 y 2017.

Mientas que su acompañante, de apellido Hernández Frías, quien trabajó en el Instituto Mexicano del Seguro Social, contaba con dos expedientes por lesiones en 2017, además de una carpeta de investigación, al confiscarle miles de dólares, presuntamente él era el beneficiario final. La víctima no tenía antecedentes en el vecino país.

Previo a su homicidio, los dos hombres se habían reunido en el lugar para comer, y cuando se dirigían al segundo sótano del estacionamiento, fueron ultimados con un arma conocida como “matapolicías”. El primero en recibir balas en la cabeza fue el cantante, después su acompañante, quien herido, corrió hacia el elevador, pero pereció tras lesiones en cabeza y abdomen. El solitario sicario vestía camisa a cuadros color rojo, pantalón de mezclilla azul, gorra y tenis -ambos de color negro, según los detalles captados por las cámaras de video vigilancia del conocido centro comercial de la colonia Hipódromo.

En la escena del crimen, agentes periciales localizaron cuatro casquillos percutidos calibre .40

Hasta el cierre de esta edición, jueves 18 de julio, Baja California sumó mil 236 homicidios dolosos en 2019. Aquí los hechos ocurridos entre el lunes 15 y la mañana del jueves 18:

Lunes 15. En el Módulo 3 de Otay, un masculino de aproximadamente 25 años fue asesinado a balazos. En la escena del crimen se localizaron cuatro casquillos de arma calibre 9 milímetros. Jorge Antonio Guzmán, de 30 años, fue ultimado por proyectil de arma de fuego en un establecimiento de la colonia Sánchez Taboada.

Martes 16. En la colonia Empleados Federales, se localizó el cadáver de un sujeto envuelto en una cobija color blanco, con heridas propinadas con arma punzocortante a la altura del cuello. A tiros fue asesinado un hombre en Infonavit Presidentes. En un ataque armado en la Sánchez Taboada, murió José Guadalupe Baños Ayala, mientras que Missael Rubio Morán resultó lesionado. Un desconocido fue ejecutado a balazos en Villa del Álamo; cerca del cadáver se localizó un arma de fuego.

Miércoles 17. Un desconocido fue encontrado muerto entre la maleza en el interior del predio La Cañada en Playas de Tijuana, se desconoce la causa del deceso. Dentro de un domicilio situado en la colonia Rinconada, fue ultimado a tiros Juan Federico Medina Sánchez, de 45 años. En la colonia Dimestein, falleció Óscar Gerardo Gómez García, de 64 años. Gerardo Paredes Ponce, de 35, fue acribillado de un tiro en la cabeza en la colonia San Carlos.

Jueves 18. Cerca del Puente México fue encontrado el cuerpo sin vida de una mujer, semidesnudo y con lesiones en cuello, rostro y piernas. No ha sido identificada.

“Sí fue liberado”, respondió una autoridad federal al respecto, pero se negó a proporcionar más información

Así, las autoridades penitenciarias confirmaron la liberación del “Muletas” quien actualmente cuenta con 40 años de edad y fue coprotagonista de una guerra homicida “bato contra bato” que entre 2006 y enero de 2010, sumó mil 858 asesinatos violentos en Tijuana.

El mismo delincuente al que el grupo musical Los Tucanes de Tijuana le dedicó un corrido relatando su fuga del 30 de octubre de 2007 cuando escapó del restaurante Mariscos Godoy en un operativo de la Policía Federal, vestido de agente municipal. El mismo del que en 2009 se hizo un videohome de 106 minutos titulado “El Muletas al 100”.

Y de acuerdo a versiones extraoficiales, que las autoridades están investigando para corroborar, continúa operando como traficante, reside en Jalisco y cambió de mafia. Desde esa entidad dirige a los operadores del Cartel Jalisco Nueva Generación en Tijuana y pelea en la Zona Este contra células del Cártel de Sinaloa, incluida la conformada por sus primos Francisco Javier “El Chapito” y José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”.