Blog del Narco Alexa

Sin lágrimas y con un simple adiós, crónica del último día que Emma Coronel y «El Chapo» se vieron…

Seguramente intuye que ésta podría ser la última vez que ve a Joaquín «El Chapo» Guzmán. Pero eso no evitó que su esposa, Emma Cornel.

Sin lágrimas y con un simple adiós, crónica del último día que Emma Coronel y El Chapo se vieron...

Se quedara petrificada al entrar a la Corte Federal del distrito de Nueva York, Estados Unidos, para escuchar la sentencia del ex jefe del Cártel de Sinaola.  Hoy miércoles 17 de julio de 2019 será un día histórico, pues Guzmán Loera sabrá si el juez Brian Cogan lo condene a cadena perpetua, luego de que en febrero pasado se le declarara culpable de todos los cargos que la fiscalía le imputó.

«El Chapo» fue encontrado responsable de 10 cargos entre los que se encuentra el crimen organizado, conspiración para introducir al menos 150 toneladas de droga y comandar una empresa criminal continua por 25 años.  El tribunal de Nueva York, que llevó el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán, adelantó la sentencia contra el narco mexicano, que originalmente estaba previsto para el martes 25 de junio.

Al igual que en el proceso de juicio contra su esposo, la ex reina de belleza llegó ataviada de un look sobrio: traje sastre negro, blusa blanca, lentes Ray Ban redondos y zapatillas Louboutin.

LEE: Joaquín «El Chapo» Guzmán fue condenado a cadena perpetua más 30 años

Sin embargo, ni su elegante vestimenta pudo ocultar la incertidumbre de la cónyuge del capo mexicano, con quien está casado desde 2007.

Después de la condena (10:14 hora local NY, EEUU)

El paisaje es sombrío. Aunque durante el juicio, Coronel, de 30 años, escuchó impasible los relatos de infidelidad de Guzmán Loera, y de los que aveces no pudo ocultar sentirse incómoda, en la sentencia final, donde el narco mexicano fue condenado a cadena perpetua más 30 años, la ex reina de belleza no mantuvo la vista al frente, según revelan testigos.

De carácter sobrio y mirada triste, quienes la conocen aseguran que prometió amar toda su vida al ex jefe del Cártel de Sinaloa. «Todo lo que se habló de Jozquín, bueno y malo, para mí no cambia de ninguna manera la forma que tengo de pensar en el», declaró la mujer.

Se dice que al oír la palabras «cadena perpetua», El Chapo tocó su pecho y envió un beso a Coronel, quien apenas pudo mirarlo a los ojos.

Emma Coronel es la madre de las hijas gemelas de el capo, quien hoy sabe que jamás volverá a ver a su amor.

Aunque «El Chapo» le dobla la edad, cuentan los que conocen a la pareja que se casaron el mismo día que Emma cumplió los 18 años. No consta que el narco se divorciara de las anteriores mujeres, porque en su vida hay mucho mito.

Coronel, hija de otro narco, acudió a todas las audiencias luciendo ropa de diseño. Iba casi siempre de oscuro, y como el resto, tenía que quitarse las zapatillas para pasar el control de seguridad y hacía cola en la cafetería para comer.

Pese a que siempre dijo que su familia no hacía nada ilícito, Coronel, criada en el Triángulo de Oro, sufrió en 2013 la captura de su padre y tiempo después fue el turno de sus dos hermanos, que según El País, el más pequeño participó en la operación que permitió a Guzmán fugarse por segunda vez, a través de un túnel en el penal mexicano El Altiplano.

Su perdición: las mujeres

Los líos amorosos de El Chapo llegaron a presentarse como prueba para demostrar hasta qué punto controlaba la organización criminal y utilizaba a sus mujeres para vender droga. Luceso Sánchez, convertida en cooperante, contó cómo Joaquín Guzmán mezcló el amor y los negocios. Dio detalles hasta de su talla de jeans y sus tenis. Sabía que si desconfiaba de ella, podría hacerle daño.

También, el jurado tuvo acceso a múltiples mensajes de texto que Guzmán intercambió con Coronel en los que hablaban de cuestiones familiares. En otros, les explicaba que debía llevar una vida normal, consciente de que podían utilizarla para seguir sus movimiento y localizarle en alguno de sus escondites.