Blog del Narco Alexa

“El Chapo” Guzmán y sus momentos clave del líder del cártel de Sinaloa

MÉXICO – Joaquín “El Chapo” Guzmán que por más de dos décadas lideró el cártel de Sinaloa tuvo una larga carrera delictiva no solo en México.

“El Chapo” Guzmán y sus momentos clave del líder del cártel de Sinaloa

Sino en Estados Unidos y extendió los tentáculos de su organización criminal hasta Europa y Asia.  A sus 62 años “El Chapo” Guzmán fue declarado culpable de 10 delitos de narcotráfico en una corte de Brooklyn.  Desde temprana edad comenzó su carrera delictiva. Sus inicios fueron en el cártel de Guadalajara, fundada y liderada por Miguel Ángel Félix Gallardo que fue “el padrino” de Guzmán Loera.

Pero el cártel de Guadalajara se disolvió en 1989, pero eso no frenó la carrera delictiva de “El Chapo” Guzmán que fundó el cártel de Sinaloa, que por décadas fue la organización crimina más poderosa de México.

Su primera detención y fuga

Su primer arresto fue en 1993, luego de que escapara de un atentado en el aeropuerto de Guadalajara, Jalisco, donde en el fuego cruzado con sus rivales murió el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo.

Fue en mayo de 1993 cuando el líder del cártel de Sinaloa logró huir del ataque en su contra en el estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara, pero fue hasta junio de ese mismo año que fue capturado en Guatemala.

Guzmán Loera fue condenado a 20 años de prisión por los delitos de asesinato y tráfico de drogas,

Para purgar su condena fue recluido en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, en el estado occidental de Jalisco.

“El Chapo” logró tejer una red de complicidad dentro y fuera del penal, por lo que logró su primer gran escape de prisión. Lo hizo en enero del 2001, a través de un carrito de lavandería.

El propio director del pena y varios guardias de seguridad fueron sus cómplices, destacó el reporte oficial.

Ya prófugo, el líder del cártel de Sinaloa consiguió escalar en las altas esferas del poder y consolidó una red de complicidades.

Más de una década prófugo

Desde la clandestinidad, “El Chapo” siguió operando y liderando el cártel de Sinaloa, que logró ubicarlo como el grupo criminal más violento e importante durante mucho tiempo.

Su visión delictiva lo hizo extender sus operaciones a Sudamérica, Europa y Asia. Fue tan grande su poderío que logró una gran fortuna que supera los $1,000 millones de dólares, de acuerdo a la revista Forbes, que lo incluyó en la lista de las personas más ricas del mundo.

Su imperio de la droga controla el 25% del narcotráfico en México, destacó Forbes.

Es así que Chicago lo nombra el “enemigo público número uno”, una terminología que no se utilizaba desde tiempos de Al Capone.

Segunda captura

A pesar de que el gobierno mexicano encabezado por el presidente Felipe Calderón (2006-2012) lanzó una lucha frontal contra el narcotráfico y que asestó fuertes golpes a varios cárteles de la droga, nunca pudo capturar a “El Chapo”.

De acuerdo a la periodista especializada en narcotráfico, Anabel Hernánez, el gobierno de Calderón siempre protegió a “El Chapo”.

Fue hasta el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) que se logró capturar por segunda ocasión a “El Chapo”, luego de 13 años prófugo.

Fue el 22 de febrero de 2014 cuando a través de un operativo de la Marina que lograron capturarlo en Mazatlán, Sinaloa. El capo estaba en un exclusivo condominio junto con su esposa Emma Coronel y su mellizas.

La captura se anunció con bombo y platillo por Peña Nieto. “El Chapo” fue ingresado al penal de máxima seguridad de “El Altiplano”, ubicado en el Estado de México, del cual logró fugarse el 11 de julio de 2015.

Conocido como el “señor de los túneles” por recurrir a ellos para trasladar la droga, el narcotraficante recurrió precisamente a uno de para fugarse por segunda ocasión de un penal de máxima seguridad.

Su fuga de película fue por un túnel de 1.5 km de largo, ubicado debajo de su celda hasta una casa cercana a El Altiplano. Su recorrido lo hizo en una motocicleta que fue adaptada a un riel de ferrocarril para no hacer ruido y burlar a lo guardias del penal.

La entrevista con Kate que llevó a su captura

Después de su segunda fuga, “El Chapo” siguió operando desde la sierra de Sinaloa, su bastión, donde gozaba presuntamente de la protección de los pobladores.

Para “El Chapo” todo marchaba viento en popa, pero en octubre de 2015, decidió conceder una entrevista al actor estadounidense Sean Penn. Su contacto fue la actriz mexicana Kate del Castillo, a quien dijo admirar.

Fue esa entrevista que desató polémica y puso en alerta a las autoridades de México y Estados Unidos, que lograron rastrear su paradero.

Su captura se registró el 8 de enero de 2016 en Los Mochis, Sinaloa. En esa ocasión “El Chapo” trató de escapar por el drenaje, pero fue capturado por elemento del Ejército y la Marina Nacional.

Fue recluido nuevamente en la prisión de máxima seguridad de El Altiplano, pero para evitar su fuga era cambiado constantemente de celda.

Sin embargo, las autoridades decidieron cambiarlo a un penal de Ciudad Juárez, desde donde fue extraditado en enero de 2017 a Estados Unidos, donde enfrentó un juicio en una corte de Brooklyn.

Fue recluido en el penal de alta seguridad de Manhattan, Nueva York, el Metropolitan Correctional Center (MCC), donde técnicamente está aislado.

Su juicio empezó a finales de 2018 y finalizó en febrero de 2019. Fue declarado culpable de 10 delitos de narcotráfico.

Este miércoles recibirá su sentencia, que se especula será cadena perpetua.

Es así que “El Chapo” Guzmán podría terminar sus días en la llamada “prisión del infierno”, de Florence, en Colorado, considerada una de las más seguras y duras de Estados Unidos.