Loading...

Estas son las poderosas armas que utilizan los sanguinarios Cárteles en México, desde Lanzacohetes… ¡hasta narcotanques!

Cada año alrededor de 230 mil armas de fuego ingresan ilegalmente a México provenientes de territorio estadunidense.

Estas son las poderosas armas que utilizan los sanguinarios Cárteles en México, desde Lanzacohetes... ¡hasta narcotanques!

Según datos de la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) citados por el informe Beyond Our Borders realizado por el Center for American Progress.  Estas casi un cuarto de millón de armas ilegales estadunidenses llegan en su mayoría a manos de los cárteles de las drogas.

Mismas con las que se han perpetrado gran parte de los más de 250 mil asesinatos que se han cometido desde el inicio de la llamada «Guerra contra el narcotráfico», en enero de 2006 hasta la fecha, según datos oficiales.  En el informe «La situación de la violencia relacionada con las drogas en México del 2006 a 2017.

¿Es un conflicto armado no internacional?», realizado por el ITESO y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) detalla el tipo de armamento que utilizan los nueve cárteles detectados por la Fiscalía General de la República.

¿De dónde salen las armas pesadas del narco en México?

Las denuncias de armamento de guerra en manos de los carteles no son nuevas y, opina Hope, no representan un incremento en la capacidad de ataque ni el equipamiento de estas organizaciones.

Lanzacohetes, AK-47, ametralladoras Uzi, fusiles Galil, granadas de fragmentación, fusiles Barret, fusiles AR-15: algunas de las armas que se han denunciado están en manos del narco.

De hecho, de acuerdo a datos oficiales, entre 2006 y 2012 fueron decomisados a organizaciones delictivas 81 lanzacohetes de tipo RPG.

El gobierno informó este martes que en el operativo de la semana pasada se incautaron de dos lanzacohetes RPG, dos lanzacohetes LAW, armas largas y cortas, granadas y casi 4.000 cartuchos de diferentes calibres.

Surge la evidente pregunta del flujo de armamento hacia los carteles.

El cártel de Sinaloa, el beneficiado por el plan ‘Rápido y Furioso

El Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno dio a conocer un informe con nuevos testimonios y denuncias en el caso “Rápido y Furioso”, el cual permitió la entrada de manera ilegal de más de 2 mil armas que terminaron en manos de los cárteles de la droga en México.

Carlos Canino, agregado interino de la ATF en México, fue uno de los que aportó uno de los testimonios y dijo: “Hemos armado al cártel de Sinaloa. Es repugnante”, al tiempo que llamó a la estrategia “La tormenta perfecta de la idiotez”.

Pero las armas no sólo habrían llegado a ese cártel, pues según documentos obtenidos durante investigaciones impulsadas por el Congreso estadounidense, las armas también habrían sido utilizadas por al menos otros dos cárteles: El de “El Teo” y “La Familia”.

El Comité de Supervisión ha utilizado los documentos internos y la información para mostrar que las armas de “Rápido y Furioso” han aparecido en escenas del crimen en México, así como que han sido usadas en nuestro territorio

Los lanzacohetes del Cártel Jalisco Nueva Generación

El viernes 1 de mayo de 2015, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacó y derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana con la misma estrategia de los terroristas en Medio Oriente: utilizando un lanzacohetes de fabricación rusa –diseñados para destruir tanques– y aprovechando el factor sorpresa para dañar la aeronave con un impacto directo o con la onda expansiva.

El arma utilizada, confirmó el comisionado Nacional de Seguridad Monte Alejandro Rubido, fue el lanzacohetes denominado RPG-7 cuya ojiva alcanzó el motor trasero del helicóptero que logró aterrizar de emergencia antes de incendiarse por completo. Seis militares murieron.

Fuentes consultadas por Animal Político indicaron que los ocupantes de la aeronave no alcanzaron a ver siquiera el sitio preciso de donde vino el disparo y por tanto los pilotos no tuvieron oportunidad de esquivarlo.

Organizaciones terroristas como el Estado Islámico, el Taliban o las fuerzas rebeldes en Somalia y Siria han conseguido derribar así helicópteros de Estados Unidos o de los ejércitos de la OTAN y sus aliados.

En México es la primera vez que un cártel del narcotráfico consigue dañar un aparato aéreo de las fuerzas de seguridad utilizando un arma de ese tipo. Animal Político publicó que el Ejército llevaba 132 aparatos perdidos por accidentes, algunos en operaciones contra el narco, pero nunca por una agresión directa.

El antecedente más significativo de los últimos años había sido el de los operativos contra el crimen organizado de Michoacán el sexenio pasado, donde helicópteros de Policía Federal fueron agredidos con rifles francotirador tipo Barret. Algunas aeronaves fueron alcanzadas pero sin daños significativos.

Los narcotanques de Los Zetas

Formado originalmente por desertores del Ejército Mexicano, Los Zetas nacieron como un sanguinario brazo armado del Cártel del Golfo, el cual, al poco tiempo pasó a ser una organización criminal independiente.

La brutalidad y alcance que este cártel alcanzó fue tal que en 2011, el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, colocó a Los Zetas como el objetivo principal en el combate contra el narcotráfico.

La administración de Obama calificó al grupo del narcotráfico como una “inusual y extraordinaria amenaza a la estabilidad de los sistemas políticos y económicos internacionales”.

Ese mismo año, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguraron una fábrica de “narcotaques” pertenecientes a Los Zetas.

Dicha “fábrica” se encontraba dentro de una bodega del municipio de Camargo, Tamaulipas, hallada tras enfrentamientos entre criminales y autoridades federales, en una zona que Los Zetas y el Cártel del Golfo se disputan desde su separación.

En esta bodega había dos “narcotanques” terminados y 23 vehículos más en espera de ser modificados.

Eran utilizados para trasladar de forma segura la droga había la frontera con los Estados Unidos, e incluso combatían a bandas rivales y a las mismas autoridades.

Los coches bomba del Cártel de Juárez

El cártel de Juárez ha pasado prácticamente los últimos 20 años en guerra con el cártel de Sinaloa, por lo que ha tenido que abastecerse de armamento para no desaparecer ante una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo.

Por ello, al igual que el cártel del Golfo, el arsenal de los chihuahuenses es enorme: una amplia gama de pistolas y armas explosivas, como rifles AR–15, pistolas calibre .38 y .32.

Sin mencionar que recientemente han tenido acceso a rifles Barrett calibre .50, armas automáticas calibre .30, rifles de calibre 7.62X39 de origen rumano, pistolas calibre 7.62X39, granadas y lanzagranadas.

En cuanto a equipos militares, han tenido acceso a chalecos tácticos, cascos militares, botas y uniformes. Además ha utilizado coches bomba, sofisticándose en materia.

El débil arsenal de Los Arellano Félix

Desde el inicio del nuevo milenio, el cártel de Tijuana o de los Arellano Félix ha sufrido un declive debido a una guerra protagonizada con el cártel de Sinaloa, sus líderes han sido detenidos o asesinado, quedando al frente Enedina Arellano Félix, aunque también se han registrado fracturas y alianzas inusuales para mantenerse en el negocio.

Por ello, actualmente el arsenal de los Arellano Félix es escaso, poseen armas como el M–14, ametralladoras, rifles Barrett M82 capaces de penetrar blindajes ligeros, granadas de humo, cascos y chalecos antibalas.

Debido al nivel de atomización de este cártel y el debilitamiento de su estructura, no puede afirmarse que el cártel de Tijuana sea capaz de planificar, coordinar y llevar a cabo operaciones militares ni de definir una estrategia militar unificada.

Estas son las poderosas armas que utilizan los sanguinarios Cárteles en México: desde Lanzacohetes... ¡hasta narcotanques!

Loading...