Blog del Narco Alexa

Felix Cornejo, el gran capo Michoacano, Felix Gallardo, El Chapo, El Guero Palma, Arturo Beltran y el Cochiloco, le rendían respeto

De infancia humilde, sufrió la pobreza y sintió el hambre, el pequeño Félix era un niño que no tenia papa, hacia mandados a los vecinos y arrancaba hierbas en las parcelas a veces.

Felix Cornejo, el gran capo Michoacano, Felix Gallardo, El Chapo, El Guero Palma, Arturo Beltran y el Cochiloco, le rendían respeto

Por tan solo un taco, un rico taco, contó alguna vez, su mama, señora muy bonita se volvió a casar, y su vida fue un poco mejor, ya había por lo menos frijoles y queso, con eso bastaba, su padrastro le daba unas monedas por ayudarle con las ventas, era vendedor ambulante, se lo llevaba a la sierra a vender ollas, machetes, agujas, dulces y gracias a su padrastro desarrollo esa habilidad.

Que ya como gente importante siempre lo hacía diferente entre la gente, era muy buen negociante, precavido y muy listo, esto lo contaba cuando ya estaba alegre en las fiestas, gente importante le besaba la mano y le pedía favores, políticos importantes como el Gobernador C. Cardenas Solorzano, el Gobernador Luis Martínez Villicaña.

Grupos musicales los más famosos, Los huracanes Del Norte y Tucanes de Tijuana, de quien se dice escuchando la vida de don Félix le compusieron el corrido «El Centenario» otros dicen que fue a un pesado de Durango, Aurelio Sánchez Quintero el de los dos plebes, pero lo cierto fue que Mario Quintero era muy amigo de Cornejo, a donde quiera que Don Félix salía a trabajar si andaba de fiesta en Jalisco, Morelos o Sinaloa, varias veces tuvieron que viajar los Tucanes solo con las guitarras a cantarle su canción a Don Félix Cornejo le decían el Centenario.

Félix Cornejo Sosa llegó a tener el mismo poderío del chapo ,de Don Arturo Beltrán y tenía una silla en las reuniones de los 80 que realizaba Felix Gallardo, quien mucho lo estimaba y se decían tocayos, por aquellos años toda esa gente vivía en Guadalajara y de ahí venían mucho al rancho de Aguililla, a veces los recibia en su casa de Uruapan, todos eran muy compadres, gente del mismo equipo, Don Félix fue muy querido aquí en el pueblo, todos los que después se hicieron famosos trabajaron para el, o hicieron negocio directo, lo bonito fue cuando hubo Marihuana, las sierras hasta Arteaga y Coalcomán se veían verdear del plantío y a pesar de que estaban sembradíos a pocos metros de la carretera nadie se metía a robar la mota, Don Félix era muy bueno y por eso lo respetaban, hacia unas fiestas muy bonitas, nada que ver con lo que hacen ahora, el se ponía contento y luego luego le hablaba a su compadre Amador para que se jalara hasta el ceñidor por los Hermanos Jiménez, en ese tiempo estaban empezando, cuando salió la canción de por una mujer bonita, Don Félix los contrato toda una semana y los instalo en su casa del Portal Morelos #306 justo en la esquina con avenida Juárez nomás por qué le encantaba como hacían llorar el arpa al tiempo que cantaban » que bonito corre el agua desgranando la arenita, así se desgarra mi alma por una mujer bonita»,

Don Félix vivía en ese tiempo en la casa del palo dulce, también tenía otra por el potrero de los cocos cerca de las parcelas de Bulfrano Valencia y Pedro Oseguera que también deben recordar las andanzas de Don Félix en el Rancho, su lindo Aguililla. Los mejores grupos y cantantes y llegaron a visitar aguililla para complacer a don Félix y sus socios y, así se les conocía a alguien los que participaban del mismo negocio, no recuerdo que se hablará de carteles, si acaso les decían mafiosos, majiosos otros que no sabían ni que, trajo a la Tropa Chicana, Los plebeyos, Los Caminantes, tambien a Gerardo Reyes, Federico villa y los cadetes de Linares con Lupe tijerina, vino Antonio Aguilar que se puso una borrachera y nos tenía risa y risa diciendo que el era de Aguililla, que aquí había nacido, borracho haciendo gracias mientras Doña Flor Silvestre su esposa lo jalaba para el camión, vámonos Toni, ya estás borracho le decía, ese día también vinieron los invasores de nuevo leon que eran los preferidos de la gente que andaba en esos negocios de la mafia y que eran los invitados especiales de don Félix cómo ya dije, Félix Gallardo, El Chapo, El güero Palma, El Culichi que tenia sus parcelas aya en naranjo de chila y el Charapo, todos ellos se amanecía con canciones como Traficantes Michoacanos, eran un Himno por estas tierras, lo que es el Aguaje, Tepalcatepec y Apatzingán vivieron por Félix Cornejo y sus socios una época de bonanza que hoy muchos de los viejos reconocen se extraña, también recuerdo que llegó a venir varias veces Pedro Orozco, aquí se presentaba como Comandante Martínez, era el que daba órdenes a toda la Policía Judicial Federal, en realidad todos sabían que era uno de los más poderosos del país, su verdadero nombre, Manuel Salcido Azueta, «El Cochiloco».

Sí la gente de Aguililla plática de grandes fiestas es sin duda de las de Cornejo, nadie de los viejos podrá olvidar cuando se hicieron compadres con Arturo Beltrán Leyva, fiestonon en Morelia, o cuando acompadro con Miguel Pulido, esa sí fue aquí en aguililla, hubo mucho vino a llenar para bajar los pases de coca que se comenzaba a usar, en ese tiempo la cocaína era para pura gente fina, o los riquillos de la región, todos casi muy amigos a conveniencia del señor Félix y esa fiesta del compadrazgo en verdad fue grande, la comida la sirvieron el loza fina nada fue desechables, copas de cristal, cubiertos de plata, y comida hasta reventar, también fue gente del pueblo, conocidos que nada tenían que ver en el negocio, salieron al terminar la fiesta con ollas llena de carne, arroz, de todo lo que hubo, hasta botellas les daban para llevar, gente que ni sabía cómo se tomaba el Martell y andaban vendiendo después la botella.

Aquí con Don Félix iniciaron los meros perros de Michoacan, no hubo mafia antes de el, Don Félix Cornejo era el jefe, sus socios Salvador Gutiérrez «El Cabo» Luis Pulido, Armando y Luis Valencia Cornelio, Carlos Rosales Mendoza, Los mentados Alvarados, Camilo y Baldo, La Casimira de Tumbiscatio,Ponchito Madrigal, Los Revueltas, chava y Lentes, y los gatos de los gatos que andaban de amarradores en las fiestas para que los metieran al negocio, Gerardo Chávez, Toño Oseguera, Nemesio Oseguera y todos los Valencia. El más movido era Carlos Rosales, Don Félix le decía flaquito, estaba delgadillo y prieto, también le decían el negro, después le seguían los revueltas ,Chava Lentes y Chava Revueltas, Jorge valencia era el más arrastrado se la pasaba vendiendo chismes, pidiéndole dinero a todos, Jorge me caía mal, siempre me cayó mal. En esa decada de los 80, Félix venía con el chapo ,el Guero Palma y Arturo Beltran, tambien el famoso rayo Armando López, anduvo aqui aguililla, hay una foto en un corrido del rey de Morelos con los panchitos de dos familias y ahí esta Arturo y Félix ahí baja la foto ellos compraban toda la mota de la sierra y un rancho de la sierra que se llama la mesa de la paloma ahí era donde llegaban las avionetas procedentes de colombia y en el limón también había otra pista para lo mismo, después compro todo el cerro de Coalcomán, ahí puso una bodegota más grande, ahí no subían los carros y solo se llegaba a pie caminando o en avionetas y helicópteros, ahí se llama San José de la Montaña, todavia bajan avez a ese charco a tomar agua y ahí te podrán contar que no es mentira, Don Félix era muy poderoso.

Carlitos era apenas un pollo, cuando los gallos ya cantaban, no aparentaba ser ambicioso y aunque don Félix le daba mucha confianza, Rosales siempre fue derecho, a lo menos así lo recuerdo, El trabajo de Carlitos era cuidar casas y entregar en McAllen, Texas el producto del negocio, de distintas mercancias llego a tener toneladas, eso le serviria para conocer gente mas pesada cuando ya se independizo y fundo su empresa, ya para entonces le dio chamba a Jesús Méndez «El Chango Mendez», que también anduvo un tiempo aquí entre el montón, antes de que se fueran a trabajar con el golfo, don Jesús siempre fue humilde, Conocí a Chavita Revueltas, la función de los revueltas era juntar la marihuana por todos los sembradíos, en el 87 había otro tipo, Gonzalo vega el chural, este era socio de felix llevaron a un palenque de gallos ala india Maria, Maribel guardia, Joan Sebastian, chelelo y otros grupos que no recuerdo, por esos tiempos y esto aquí en aguililla cualquiera te lo puede confirmar Maribel Guardia se volvió amante de Félix y anduvieron algunos años, Don Félix le metió mucho dinero a la carrera artística de la costarricense, era muy enamorado, también, cuando Félix acompadro con Arturo beltran fue un fiestonon como nunca ávido otra igual, regalaron como unas mil buchanas o mas, botellas de martel, de remmy, don Félix se presume era muy amigo de Carlos salinas desde antes de que fuera Presidente de la República…

En 1994 mataron a don Félix, allá en la Ciudad de México salida a Cuernavaca, los rodearon tal vez, los carros quedaron como si se hubieran saludado, como si algún conocido hubiera ido con los asesinos por qué no hubo resistencia, no fue un enfrentamiento, fue una ejecución, ahí quedaron despedazados Félix y Amador, tambien un Ernesto que era de Morelia y otros que no me acuerdo ahorita el nombre, de su muerte hay dos versiones, por qué cuando muere gente de ese nivel, nadie quiere aceptar el peso, y pues dicen en la primera que fue en venganza por la muerte del Papa de los Valencias, Don Mario Valencia, un señor muy fino que nada que ver con los demás Valencia, fue un 23 de Diciembre del 93, la segunda versión se dice por la muerte del Socio Gonzalo Vega Gil y Emiliano Prado a este le decían «Guaracha» pero a este último muchos que fuimos pistoleros de ese tiempo sabemos que lo mataron los pulido, por otros negocios. y al frente se quedó encargado Efrén Gaytán, Carlos Rosales y Alberto Luna siguen en el mismo puesto junto con Camilo y ya para finales de 1995 los agarran en Chicago con una carga de cocaina a efren, Carlos, Alberto y un señor del aguaje de nombre Raúl Mendoza, al año sale Carlos y efren lo manda por 3 mil dólares que tenia en McAllen Texas y le dice que se ponga atrabajar y que le eche, que los paisanos de Michoacán los habían traicionado que de ahí llego el pitazo que mejor le echara ganas con la gente de Tamaulipas, aya andaba el Cabo chava que tenía buenas amistades en Reynosa y el Bravo, además eran paisanos, don Carlos no era Michoacano, era de Guerrero, pero el decía que se sentía como si hubiera nacido en Apatzingán, el flaco quería mucho ese pueblo, a partir de ahí comenzó a trabajar con el Cartel del Golfo, pero esa es otra historia que contaremos en otro capitulo de Michoacan y sus Narcos.

Jose U Lara