Blog del Narco Alexa

«El Chino Ántrax» el jefe sicario del C.D.S que cayó preso por culpa de Instagram

La leyenda urbana cuenta que José Rodrigo Aréchiga Gamboa, «El Chino Ántrax», era asiduo a las redes sociales, principalmente a Instagram.

El Chino Ántrax el jefe sicario del C.D.S que cayó preso por culpa de Instagram

Donde publicaba fotos de sus lujos y excesos además de presuntamente rifar autos, celulares y gafas de diseñador a cambio de seguidores. Nativo de Culiacán, en Sinaloa, de adolescente era un pandillero que se hizo famoso por ser efectivo en peleas callejeras por el dominio de barrios como Las Margaritas.

Esa fama de buen peleador llegó a oídos de uno de los fundadores del Cártel de Sinaloa, Ismael «El Mayo» Zambada, quien inmediatamente lo reclutó dentro de la organización criminal donde pasó de pandillero a sicario que se hizo de la confianza de los jefes y amigos de sus hijos.

En particular desarrolló una relación cercana con Serafín Zambada, el hijo menor de «El Mayo».

Aréchiga saltó a la fama en 2008 cuando se convirtió en líder de «Los Ántrax», uno de los grupos armados del cártel. Él mismo escogió el nombre inspirado en la guerra de Iraq.

En 2009, con la detención de Vicente Zambada Niebla «El Vicentillo», hijo mayor de «El Mayo» se posicionó mejor en la estructura de poder del cártel.

Con el tiempo también dejó atrás el barrio y se hizo aficionado a los viajes internacionales y los lujos.

Incluso, en un video en redes sociales se le ve en una pelea de Manny Pacquiao en Las Vegas donde brevemente aparece en un video junto a la socialité Paris Hilton.

En su cuenta de Instagram lucía vestido como el famoso espía británico James Bond, pero también mostraba su viajes a países árabes como Dubai, naciones europeas como España y Francia. Cuando no estaba de viaje, mostraba sus fotos acostado en la cama bebiendo marcas caras de licores y rodeado de grupos musicales que le tocaban en vivo en su recamara. La última actualización, poco antes del Año Nuevo de 2014, Aréchiga compartió felicitaciones de la banda de ‘Los Ántrax’ por motivo de las fiestas decembrinas.

En 2012, las pugnas internas entre grupos que operaban para el cártel se intensificó y las bajas para «Los Ántrax» eran cada vez mayores. Su líder ya estaba en la mira de las autoridades de Estados Unidos por lo que era necesario sacar a su fundador de escena para mantenerlo a salvo.

«El Chino Ántrax» fue detenido en Ámsterdam, Holanda, el 30 diciembre de 2013, al llegar en un vuelo procedente de México. El rastreo de su cuenta de Instagram permitió a las autoridades estadounidenses coordinarse con sus similares europeas para notificarles sobre la llegada de Aréchiga.

Cuando llegó a Holanda, la policía ya lo estaba esperando para detenerlo. Meses después, en julio de 2014 fue extraditado a Estados Unidos, donde se le buscaba, por tráfico de cocaína y marihuana gracias a la colaboración de pandillas como Los Nitro, en el sur de California.

Actualmente enfrenta una pena de 10 años de cárcel. Nunca se le fincaron cargos en México.