Blog del Narco Alexa

El CJNG, Los Zetas y Cartel del Golfo los que más reclutan niños para matar y narcotráfico

Los cárteles del narcotráfico en México enlistan en sus filas a menores de edad, niños y adolescentes que no tienen más de 18 años para que en su nombre cometan crímenes.

El CJNG, Los Zetas y Cartel del Golfo los que más reclutan niños para matar y narcotráfico

Así evadir a las leyes o porque salen más rápido de los centros de reclusión pese a que sean detenidos. Se tiene registro de que Entre los grupos delictivos que más usan a los niños y adolescentes están Los Zetas, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel del Golfo (CDG).  Jóvenes que son fáciles de engañar, de manipular, que son ágiles y fuertes para enviarlos a los enfrentamientos con otros delincuentes o con las autoridades.

Aprovechan que unos tienen ambiciones, que se deslumbran por los lujos, la “buena vida” y los menos afortunados son reclutados a la fuerza, los separan de sus familias y los que no aceptan los amenazan con matarlos.  Según el diario Milenio, hay casos en los que los cárteles del narcotráfico pagan los abogados de los menores de edad y le dan dinero a las familias para obligar a los jóvenes a seguir cometiendo crímenes y a quienes se niegan a seguir en sus filas los amenazan con meterse con su familia.

En México como en muchas partes del mundo, no se puede imponer cárcel a los niños de 14 años y hasta después de los 18 años pueden ser juzgados con las penas máximas por delitos graves.

Datos oficiales del gobierno mexicano señalan que en ese país hay 5 mil 888 adolescentes procesados y sentenciados.

Pero México no es el único país donde los delincuentes usan a niños para cometer delitos, mejor ejemplo es el del niño sicario de Colombia cuyo caso conmocionó al quedar grabado en video el momento en que asesina a dos hombres y hiere a un tercero.

Ante ello es necesario atender las causas desde raíz para evitar que los niños se vean tentados en caer a las filas del crimen organizado, y de igual manera se necesita una estrategia para evitar que los cárteles del narcotráfico los enlisten por la fuerza.