Loading...

“El Marro”, tenían todo para detenerlo pero lo dejaron escapar, revelan…

José Antonio Yépez, alias “El Marro”, líder huachicolero del Cártel de Santa Rosa de Lima, fue ubicado y se tenía todo para capturarlo pero por alguna extraña razón no fueron tras él.

“El Marro”, tenían todo para detenerlo pero lo dejaron escapar, revelan...

Así lo reveló el periodista Héctor de Mauleón, experto en temas de seguridad en importantes medios de comunicación en México.  Señala que todo ocurrió a principios de este 2019, justo cuando la administración del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador inició su estrategia para terminar con el huachicoleo que había mermado las finanzas de la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y por su puesto la recaudación de dinero del gobierno mexicano.

Detalla que la justicia ubicó a José Antonio Yépez, “El Marro” en un club campestre localizado en los límites del municipio de Celaya, en el estado de Guanajuato, tras seguirle los pasos muy de cerca durante varias semanas con lo que se logró establecer con precisión dónde se movía e incluso el lugar donde dormía.

Revela que “El Marro” se transportaba en distintos vehículos pues buscaba pasar desapercibido, e incluso por las noches sus escoltas lo dejaban solo para que nadie supiera su ubicación mientras descansaba, además que cambiaba de teléfono móvil frecuentemente y hasta se daba el lujo de solo hacer llamadas una vez por semana.

El periodista recuerda que aunque en varias ocasiones la policía pudo capturar a “El Marro” en la comunidad de Santa Rosa de Lima, en el municipio de Villagrán, no lo hicieron debido a que pobladores se enfrentaban con las autoridades para evitar su detención y terminaban abortando misión con tal de no encender los ánimos de las personas que protegen al líder huachicolero. Ante ello, el día que estaba en el club campestre, era el momento ideal para arrestarlo, pues no estaban las turbas que normalmente lo defendían a muerte, pero cuando los policías que lo seguían pidieron autorización para capturarlo sus superiores decidieron no dárselas ya que “El Marro” no “era prioridad” en ese momento, pues lo que se tenía planeado era disminuir los índices de homicidios dolosos así como el del robo de gasolinas.

Tras esto, señala que el líder huachicolero del Cártel de Santa Rosa de Lima cambió por completo sus hábitos, y desde entonces no se tiene ni un solo rastro de “El Marro”.

Tal vez las autoridades mexicanas se arrepientan por no haber actuado cuando pudieron pues tras el paso de los días se sigue considerando a José Antonio Yépez el culpable número uno de la violencia que se registra en el estado de Guanajuato, con decenas de muertos como saldo en los primeros meses de la llamada Cuarta Transformación.

 

Loading...