Blog del Narco Alexa

“El Chapo” Guzmán, así es la casa de la mamá del exlíder del “Cártel de Sinaloa”

Imágenes de la casa de Consuelo Loera, madre del narcotraficante exlíder del “Cártel de Sinaloa“, Joaquín “El Chapo” Guzmán fueron difundidas por diversos medios de comunicación en los últimos días.

“El Chapo” Guzmán, así es la casa de la mamá del exlíder del “Cártel de Sinaloa”

El lugar está ubicado en la recóndita comunidad de La Tuna en el municipio de Badiraguato, en el estado de Sinaloa, México, lugar donde nació el legendario capo de las drogas y quien recientemente fue condenado a cadena perpetua en los Estados Unidos, tras un juicio en Nueva York. En las fotografías se ve la enorme residencia tipo hacienda con acabados rústicos cuya fachada está pintada de color rosa con marrón destaca al estar ubicada en la punta de un cerro.

Según el reporte del sitio elblogdelnarco.com, elementos de la Marina Armada de México, así como otras corporaciones de la policía mantienen un operativo permanente en los alrededores del lugar en caso de que así se pudiera necesitar.

Y es que reportes de distintos medios señalan que en junio de 2016 un grupo de 150 hombres fuertemente armados irrumpieron a la comunidad donde se encuentra la mansión de doña Consuelo y saquearon su hogar, información que según el gobierno del entonces presidente de México Enrique Peña Nieto fue desmentida un día después que se difundiera la noticia, por la propia madre del narcotraficante.

Información que contrasta con lo reportado por diferentes medios que aseguran que la incursión sí habría ocurrido y que quien estuvo detrás de ella fue Alfredo Beltrán Guzmán alias “El Mochomito”, hijo mayor de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo” y sobrino de “El Chapo” Guzmán, quien declaró la guerra al exlíder del “Cártel de Sinaloa” en su tierra natal pese a que ese territorio ubicado el “Triángulo Dorado” había sido un sitio intocable y seguro para la familia de Guzmán Loera.

Pero al parecer ese pacto es cosa del pasado pues Badiraguato ha resentido con fuerza la violencia ya que más de 150 familias han abandonado la zona por temor al crimen.