Blog del Narco Alexa

El Azul, el espía político que terminó como capo del Cártel de Sinaloa

Juan José Esparragoza, alias El Azul, es un misterioso criminal que lleva años sin ser localizado. Ha sido uno de los capos más buscados debido a sus actividades relacionadas.

El Azul, el espía político que terminó como capo del Cártel de Sinaloa

Al narcotráfico (específicamente con el Cártel de Sinaloa) y protección a criminales, incluso mientras se desempeñaba como espía político de la hoy extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS). El Azul fue uno de los fundadores del CDS. En 1970 se sumó a las filas de la DFS, trabajo que le sirvió mucho para sus pretensiones delictivas, pues además de obtener información, le daba la posibilidad de encubrir a delincuentes.

En el expediente de El Azul, recién desclasificado y disponible en el Archivo General de la Nación, no se informa que haya pertenecido a la DFS; sin embargo, en informes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) se detalla la íntima relación de líderes de cárteles con altos funcionarios.

Esparragoza operaba en 1980 en México, en la misma época de Jorge Favela Espinosa, Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca y Miguel Félix Gallardo. De hecho, El Azul habría estado involucrado en el secuestro y asesinato de Enrique Kiki Camarena Salazar, agente de la DEA.

El Azul nació en Badiraguato, Sinaloa, al igual que El Chapo y Rafael Caro Quintero. Estuvo cinco años preso, de 1986 a 1991, fecha en que salió libre tras cumplir su condena; sin embargo, volvió a delinquir y se volvió uno de los líderes del Cártel de Juárez.

Aunque sus familiares aseguran que El Azul murió en 2014 por un paro cardiaco, las autoridades temen un encubrimiento, por lo que incluso la Oficina Federal de Investigación (FBI) ofrece 5 millones de dólares por su captura. Asimismo, se asegura que se habría hecho una cirugía plástica para cambiar sus rasgos y evitar ser identificado.