Loading...

Revelan siniestros detalles del método de reclutamiento del CJNG

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) busca reforzar sus filas con la integración de nuevos elementos y al parecer dicha acción ya es realizada a través del reclutamiento de ‘escoltas’ en WhatsApp.

Revelan siniestros detalles del método de reclutamiento del CJNG

La página El País dio a conocer la información presentada por un testigo que entró y salió del CJNGtras recibir varias amenazas en relación con un trabajo que intentó solicitar como guardia de seguridad.  El testigo aseguró que logró escapar del campo de concentración del CJNG, dirigido por Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, quien usaba las redes sociales para reclutar a más personas.

La fuente que vivió para contarlo señaló que las presuntas agencias de guardias de seguridad invitan a los jóvenes a que trabajen con ellos al prometerles sueltos favorables, pero al llegar a la capacitación los privan de su libertad y los amenazan para que se conviertan en siervos del CJNG.

Una investigación sugiere que Hugo Gonzalo Mendoza Gaytán, alias El Sapo o El 90, fue el encargado de las amenazas y en los casos en los que los jóvenes se negaban terminaba con sus vidas.

El informante explicó que tuvo la oportunidad de ver a El Sapo seleccionando a catorce personas para que las eliminaran tras hacerlas pelear entre ellas por su vida.

El testigo, de nombre Luis, jamás consideró que lo meterían a una casa de seguridad y lo llevarían a los campamentos de la sierra de Ahuisculco para entrenarlo y obligarlo a colaborar con el CJNG.

Luis afirmó que escapó lo más lejos que pudo para evitar que los sicarios lo eliminaran y decidió hablar cuando se enteró de otro chico que brindó su versión de los hechos para ofrecer paz a aquellas familias que vieron a sus jóvenes partir sin retorno. Esto fue lo que dijo el chico:

Me comuniqué con la Fiscalía de Jalisco y les comenté que fui privado de mi libertad en la sierra de Navajas por el CJNG y que podía identificar a diecisiete desaparecidos que vi con mis ojos muriendo en las manos de nuestros captores”.

Luis señaló que el motivo que lo impulsó a conseguir el empleo fue debido a que su mamá se encontraba enferma, por lo que pareció ganarse el cariño de un tal Mario, quien supuestamente lo recomendaría.  Así reaccionó el informante al respecto:

Un carro vino por mí y fuimos por otro joven, nos metimos a un lugar raro. Salió un güero con barba. Dos mujeres salieron a despedirlo, no se quitaron de la entrada hasta que nos fuimos. Vi nervioso al chófer, fumaba un cigarro tras otro. Nos dejaron en la carretera y ahí llegó una pick up con otros tres muchachos del Estado de México”.

Al subirse al nuevo transporte, Luis externó que los demás chavos contaron que fueron contactados en WhatsApp un día anterior a través de bolsas de trabajo para trabajar como ‘escoltas’ por 4 mil pesos a la semana.

Las vejaciones comenzaron al llegar a las casas de seguridad y fue ahí que Luis se dio cuenta de que debía escapar o terminaría en el otro mundo, por lo que cuando lo llevaron a realizar trabajos forzados en la sierra de Ahuisculco decidió irse tras darse cuenta de que la Policía descubrió a los sicarios liquidando a los demás aspirantes.

¿Qué te pareció la historia sobre las acciones del CJNG para reclutar jóvenes?

Loading...