Blog del Narco Alexa

Para no trabajar, mujeres se unen al narco

Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad del estado de Nuevo León, informó que la entidad ocupa el tercer lugar nacional en feminicidios; sin embargo.

Para no trabajar, mujeres se unen al narco

Agregó que las mujeres cada vez participan más con el crimen organizado porque no quieren trabajar.  Tras concluir la reunión semanal de seguridad de Nuevo León, Fasci Zuazua explicó que ‘sacar’ a familias enteras que están dentro del crimen organizado es difícil porque por generaciones se han dedicado a vender drogas y vehículos robados, así como a extorsionar:

El sacar a familias de vivir en el crimen organizado, de que vendan drogas, de que extorsionen, de vehículos robados, de ser parte de la misma delincuencia organizada, ya son familias enteras y por generaciones”.  El secretario de Seguridad precisó que en las pandillas ya hay casos en los que van en la tercera generación de participar en el crimen organizado, mientras que en algunos cárteles ‘más antiguos’ han notado que van en segunda generación:

En pandillas ya hay casos de tercera generación, en el crimen organizado estamos viendo segunda generación trabajando con alguno de los cárteles, sobre todo los más antiguos, madre e hija; padre e hijo; y hasta padre, hijo y nieto”.

Aldo Fasci dijo que Nuevo León se encuentra en el tercer lugar de feminicidios, y agregó que están en los primeros lugares en los que las mujeres colaboran con la delincuencia organizada:

No solo estamos en tercer lugar en feminicidios, estamos entre los primeros lugares donde la mujer participa con el crimen organizado”.

Fasci Zuazua aseguró que las mujeres eligen actividades delictivas porque no quieren trabajar, y agregó que el número de mujeres investigadas por narcomenudeo se incrementó, así como el número de asesinatos:

Hablando de Monterrey, el índice de desempleo es del 2.3 por ciento, el analfabetismo es prácticamente nulo, oportunidades de trabajo tiene todo el mundo, el PIB es muy alto, no es falta de oportunidades, es que no quieren trabajar, están acostumbradas a hacer el mal”.

De acuerdo con Unión Chiapas, hace cuatro años los estados que contaban con un mayor número de mujeres consignadas por delitos contra la salud eran Baja California Sur, Sonora, Distrito Federal, Sinaloa y Nuevo León.

Ya no es nada más una señora o una muchachita, es la mamá con sus hijas metidas en el crimen organizado”.