Blog del Narco Alexa

Operación Juguete, los detalles de cómo fue la caída de La Barbie

La Policía Federal tenía razones para concentrar a sus equipos en Estado de México, Guerrero y Morelos, buscando seguirle la pista a Édgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, y a sus sicarios. Aquí te mostramos toda la historia.

Operación Juguete, los detalles de cómo fue la caída de La Barbie

Un video del usuario de YouTube Gus Vlogger dio a conocer que el 21 de abril de 2010 el grupo de La Barbie se fue a Morelos para esconderse de la Policía Federal, ante el temor de que fuera detenido.  A los pocos días fueron detenidos Jorge Luis Herrera Trujillo, El Panda, el sicario del Cártel de los Beltrán Leyva, Gonzalo Mena Pardiño, y el expolicía ministerial Irving Eduardo Solano Vera, alias El Gato, tres individuos que dieron protección a La Barbie en todo momento.

Las investigaciones de la Policía Federal dirigieron a la organización a la zona residencial de Las Brisas en Acapulco, Guerrero, lugar en el que La Barbie tenía una casa de seguridad repleta de lujos y comodidades.  Con el fin de proceder con el arresto de La Barbie se dio paso a la Operación Juguete, en la que los elementos de la Policía Federal rodearon la casa de seguridad en Acapulco con el fin de dar con el capo el 26 de julio de 2010, día del cumpleaños de su esposa.

La intensa vigilancia rindió frutos cinco días después tras la detención de cuatro sujetos que viajaban en un vehículo blindado, identificados como Fernando Ernesto Villegas Álvarez, Juventino Zavaleta León, Renato Cervantes Mosqueda y José Alberto Álvarez Pérez.

Los detenidos aseguraron que en la calle Carabela del fraccionamiento Brisas del Marqués se encontraba La Barbie, por lo que más de 60 agentes llegaron al domicilio y lo rodearon tras conocer que al capo lo cuidaban 20 sujetos armados hasta los dientes, con la capacidad de reunir hasta 100 gatilleros en minutos.

La suerte le sonrió a La Barbie, ya que ese día el capo salió muy temprano a caminar en la Zona Dorada de Acapulco, situación que obligó a la Policía Federal a reafirmar las investigaciones en la Operación Juguete.

La Policía creía que La Barbie se había refugiado en el Hotel Princess al enterarse de que fueron a su casa en la residencial, por lo que los uniformados encubiertos de turistas ingresaron al establecimiento en parejas.

Al percatarse de que La Barbie no estaba en el mencionado hotel, los elementos se dirigieron a las otras casas de seguridad del capo en el estado de Morelos, recorriendo barrios y antros para intentar dar con el criminal.

Al cabo de unas semanas, La Barbie narró que en realidad se ocultó en un hogar establecido en la Laguna de Tequesquitengo y que desde ahí se percató de los helicópteros de la Policía Federal.

La Barbie cambió de domicilio a la Ciudad de México y llegó al exclusivo residencial Bosques de las Lomas, lugar en el que se estableció, pero seguido por los agentes encubiertos de comerciantes, limpiaparabrisas y hasta parejas de novios.

La Barbie logró escapar al darse cuenta de que los elementos de la Policía Federal le pisaban los talones.

Un dato que derivó en la captura de La Barbie fue que la esposa e hija del capo se desplazaron al Estado de México e ingresaron a un estrecho camino de terracería, momento en el que los policías las siguieron y fue ahí que observaron varios vehículos sospechosos desplazándose.

La Operación Juguete llegó a su fin cuando los uniformados descubrieron que en el asiento del copiloto de uno de los autos iba La Barbie al que apuntaron y pidieron que se bajara con el propósito de asegurarlo.

¿Qué te pareció esta espeluznante historia?