Blog del Narco Alexa

El Mencho aterra al acabar con los viejos códigos del narcotráfico

La caída de los líderes de los cárteles gestados en la época de los ochenta y noventa ha provocado una ola de violencia en la que nuevas cabecillas del crimen organizado.

El Mencho aterra al acabar con los viejos códigos del narcotráfico

Se dedican a vulnerar a los más débiles, provocando el horror y la pérdida de los códigos de honor de los primeros núcleos del narcotráfico.  Aunque los llamados cárteles de la vieja escuela ya contaban con diversos métodos para torturar a sus enemigos, gozaban de respetar ciertos señalamientos que cada uno de los grupos criminales seguían al pie de la letra.

Entre estas ‘leyes’, cuatro eran las que más destacaban: no lastimar a inocentes, no hacer uso del armamento para conseguir favores o llevar a cabo venganzas personales, respetar al gobierno y trabajar dentro de la organización sólo para llevar a cabo el negocio de la venta de drogas.

Ahora los líderes de los grupos del narcotráfico se dedican a nuevos giros donde la mayoría de las veces la disputa de estos territorios comerciales termina en una masacre que hasta ahora ha terminado con la vida de miles de inocentes.

Los negocios que ahora imperan además del tráfico de drogas son la trata de personas, extorsión, secuestro, ejecución, compra y venta de territorios conocido como ‘renta de piso’ y, el más actual, robo y venta de hidrocarburo.

Marcelino Ticante Castro fue uno de los narcotraficantes pertenecientes a la escuela de El Chapo, el Cártel de Sinaloa, estuvo en la lista de los más buscados por la PGR en la época de 2000. Su caso es uno de los más conocidos, pues El Fantasma gustaba de amenazar a gente inocente para sacar provecho de su cargo.

Según testimonios, El Mayo Zambada reprimió en diversas ocasiones a su trabajador, quien continuaba violando la ley de los capos. Finalmente fue removido de su cargo y entregado a las autoridades y sentenciado a pagar su condena en el Centro de Readaptación Social del Altiplano.

Otro caso es el de El Mencho, actual líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, quien, en sus primeros narcobloqueos, ordenó a sus hombres a alertar a la población de que nadie se acercara para que no resultara víctima de los tiroteos e incendios a autos que realizó en diversos lugares.

Desafortunadamente, El Mencho y El Mayo han perdido su código de honor al dejar a sus hombres realizar un sinfín de actos que atentan contra personas inocentes.

Han dado muerte a diversos elementos de la justicia, provocando narcobloqueos encendiendo fuego a microbuses con personas dentro, han ordenado ejecuciones con narcomantas y son los culpables de diversos asesinatos a estudiantes, entre ellos, los jóvenes cineastas de Jalisco.