Loading...

Pemex, la venta de franquicias gasolineras a El Mayo, Los Zetas y otros

En 2005, el procurador federal del consumidor, Carlos Arce, alertó que las gasolineras de Pemex se convirtieron en un lugar propicio para el mercado negro de hidrocarburo.

Pemex, la venta de franquicias gasolineras a El Mayo, Los Zetas y otros

y para el lavado de dinero de organizaciones criminales como Los Zetas, y la liderada por personajes como Ismael El MayoZambada.  Desde el Cártel de Guadalajara o Cártel de Jalisco, formado en los años 80 por Miguel Ángel Félix Gallardo, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, hasta los grupos delictivos más recientes, como La Familia Michoacana y Los Zetas, los narcotraficantes encontraron en las estaciones de combustible una vía para legalizar sus ingresos.

Las gasolineras, ya sea que pasen desapercibidas o no, representan una especie de tradición entre las familias involucradas con la mafia, pues representen una indemnización en caso de separación, herencia e incluso una ‘caja chica’ para las mujeres, quienes se encargan de administrarlas.

Agosto 2005, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos detectó en Chihuahua que las estaciones de combustible San Fernando S.A. de C.V. pertenecían a las empresas fachada de los hermanos Arriola Márquez, líderes del cártel de los Arriola.

En mayo de 2007, la OFAC también reportó que una gasolinera en Culiacán, Sinaloa, propiedad de Rosario Niebla Cardiosa, exesposa de Ismael El Mayo Zambada, tenía la finalidad de lavar dinero proveniente de las operaciones del crimen organizado.

Asimismo, la dependencia señaló que Manuel Aguirre Galindo, fundador del Cártel de Tijuana, se encargaba de las operaciones financiaeras de los hermanos Arellano Félix, quienes incursionaron en el negocio petrolero gracias a su vínculo con hijos de prominentes empresarios, también conocidos como los ‘narcojúniors’.

Aunque Pemex asegura que hay vacíos legales para la adquisición de franquicias, de acuerdo con un video publicado en YouTube por Gus Vlogger, Carlos Sotelo Luviano, presunto empresario que trabajaba para Los Zetas, firmó varios contratos con la empresa incluso utilizando nombres falsos.

Según la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada  (Siedo), Sotelo Luviano, operador financiero de Los Zetas en Morelos, Guerrero y la capital del país, manejaba 37 cuentas bancarias de Omar Lorméndez Pitalúa, mejor conocido como El Pitalúa.

Tras la captura de El Pitalúa, Sotelo Luviano tuvo que entregar cuentas a Heriberto Lazcano Lazcano, alias El Lazca, hasta su detención, en octubre de 2009, cuando fue arrestado bajo cargos de delincuencia organizada y delitos contra la salud; incluso, en aquel momento se encontraba gestionando la adquisición de otra gasolinera en Guerrero.

De acuerdo con Proceso, actualmente las operaciones ilegales en Pemex dificultan saber en cuántos de los negocios que oficialmente hace la paraestatal están presentes las operaciones financieras del crimen organizado.

Según el medio, durante las administraciones panistas, principalmente durante el sexenio de Felipe Calderón, los cárteles de la droga diversificaron sus negocios ilícitos al punto de infiltrarse en Pemex mediante una compleja trama de complicidades y corruptelas, en las que también participaron directivos, contratistas y trabajadores.

Loading...