Blog del Narco Alexa

El Lobo, el testimonio de la relación entre Los Cuinis, las FARC y el CJNG

Los temas relacionados con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) están presentes en las redes sociales y esta vez se comentará todo acerca de los vínculos.

El Lobo, el testimonio de la relación entre Los Cuinis, las FARC y el CJNG

Que la agrupación criminal tiene supuestamente con otras células, Al proceder con indagatorias intensas sobre los movimientos del CJNG y sus hermanos Los Cuinis surgió información inédita sobre un socio que llegó a reafirmar la relación de las agrupaciones criminales con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); un hecho que no se ha comprobado al 100 por ciento.

En el estudio se presentó el nombre de Óscar Nava Valencia, alias El Lobo, quien fue arrestado en Guadalajara, Jalisco, en 2009.  Óscar Nava Valencia es familiar del grupo de los Valencia, precursores del Cártel del Milenio, un grupo en el que estuvo presente Nemesio Oseguera, alias El Mencho, como un potencial aprendiz.

Investigadores refieren que Los Cuinis se desprendieron del Cártel del Milenio, entre los que destacó la esposa de El Mencho, quien se convertiría en el vínculo con las demás organizaciones criminales.

Abigael González Valencia, apodado El Cuini o El Cachetes fue el titular de la célula delictiva, pero le hizo falta un socio y fe ahí que confió en El Mencho para esparcir la droga por México y Estados Unidos.

El portal Reforma indicó que, para desgracia o fortuna de El Mencho, 2015 fue el año de la detención de Abigael González Valencia, con lo que la Policía dio cuenta de la relación entre Los Cuinis y el CJNG.

Tras el proceso legal, en la Corte Federal de Columbia, Estados Unidos, un testigo aseguró que Abigael González Valencia invitó a los guerrilleros de las FARC para adiestrar a los integrantes del CJNG entre 2010 y 2012.

Óscar Nava Valencia señaló en un juicio que Abigael González Valencia tenía fuertes lazos con las FARC, por lo que se sintió con la libertad de pedir apoyo para reforzar el poderío en el CJNG y Los Cuinis.

Lo macabro del asunto es que los agentes de las FARC enseñaron a los criminales a fabricar bombas y a descubrir nuevas formas de arrebatar vidas, mucho más sangrientas unas que otras.

Lo que llama la atención del asunto es que las revelaciones cuadran con lo expresado por el exmandatario de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien confirmó la hipótesis sobre la entrada de militares de Colombia a las agrupaciones hermanas.

Una contradicción en el caso fue la del líder de las FARC, Timoleón Jiménez, alias Timoshenko, que despotricó contra la idea de estar relacionados con el CJNG, por lo que las indagatorias tomaron su curso.

Un documento en la página Proceso refirió que en Colombia había varios sicarios y jefes del CJNG y de Los Cuinis, quienes también fueron capacitados con el fin de desarmar a los militares.

Gracias a lo que dijo Óscar Nava Valencia el 13 de marzo de 2014 la Corte Federal de Estados Unidos giró la orden de aprehensión en contra de Abigael González Valencia, por los delitos de asociación delictiva, estar en una empresa criminal, delitos contra la salud y posesión de armas exclusivas del Ejército.

La indagatoria comprobó los lazos entre el CJNG, Los Cuinis y Diego Pérez Henao, identificado como Diego Rastrojo, líder de las Rondas Campesinas Populares o Los Rastrojos, un grupo armado que estuvo al servicio del Cártel del Norte del Valle de Colombia.

Tal parece que el negocio de la cocaína prosperó gracias a las relaciones entre las agrupaciones delictivas, por lo que resulta imperativo para México y Estados Unidos desmantelar al CJNG antes de se expanda como un virus que carcome a un cuerpo humano.