Blog del Narco Alexa

El Chapo Guzmán, el escandaloso precio que cobra la defensa del exjefe del cartel de Sinaloa

No se escatiman gastos en búsqueda de su libertad. Tras casi mes y medio de juicio en contra del exlíder del cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán.

El Chapo Guzmán, el escandaloso precio que cobra la defensa del exjefe del cartel de Sinaloa

Se reveló cuánto cobra su grupo de abogados para defenderlo.  “El Chapo” es acusado por la fiscalía de Estados Unidos de introducir más de 150 toneladas de cocaína al país durante 25 años. Su caso viene siendo visto por el tribunal de Brooklyn, Nueva York.  En estos días no solo ha llamado la atención las 300.000 pruebas que ha reunido la fiscalía contra el sanguinario narcotraficante.

También lo ha hecho la gran suma de dinero que se le paga a la defensa, a pesar de que los bienes del detenido han sido embargados.  De acuerdo a informaciones del diario El País de España, se calcula que al grupo de abogados de Joaquín “El Chapo” Guzmán se le debe estar entregando 5 millones de dólares por la tarea de probar que su cliente no era el cabecilla.

El “pool” de defensores del “Chapo” está conformado por el famoso neoyorquino Jeffrey Lichtman; el ecuatoriano Eduardo Balarezo y el residente en Baltimore, William Purpura.

Los tres gozan de gran experiencia en este tipo de situaciones. Han tenido en sus manos el futuro de distintos delincuentes y sus particulares e irreverentes métodos de trabajo han logrado resultados a favor de sus defendidos.

Jeffrey Lichtman fue el abogado de John Gotti Junior, descendiente de la familia de los Gambino, una de las cinco grandes familias mafiosas de Nueva York. El letrado consiguió que se fallara a favor del acusado en tres juicios, los cuales fueron calificados como nulos.

El sudamericano Balarezo tuvo entre sus clientes a Alfredo “Mochomo” Beltrán Leyva (cuyo cartel lleva sus apellidos), exsocio del “Chapo” Guzmán. El detenido fue condenado a cadena perpetua el año pasado.

Llama la atención una de las declaraciones del abogado sobre la reputación de sus clientes: “A ellos les digo que no soy cura, no soy psicólogo, no soy amigo. Mi trabajo es defenderlos, no juzgarlos ni aconsejarlos mejor vida».

Por su lado, William Purpura estuvo a cargo de la defensa del gángster Linwood Rudy Williams y el de Michael Antonio Reese, acusado de asesinar a su esposa y a su hijo en 1994. En el primer caso, no pudo evitar la cadena perpetua. Pero consiguió en el segundo un resultado más beneficioso del esperado.

“Lo que se ve a través de Netflix (sobre Guzmán) o leyendo en la prensa, es probablemente mucho más mito que realidad” comentó hace unos meses, según el diario chileno La Tercera.

Aún se mantiene en incógnita el origen del dinero empleado para el pago de los abogados. Por otra parte, el juicio contra el exjefe del cartel de Sinaloa ha sido suspendido por dos semanas por las fiestas navideñas y de fin de año.