Blog del Narco Alexa

Chapo Guzmán, conoce a los mellizos Flores, que traicionaron al narcotraficante y testifican en su contra

Pedro y Margarito Flores, exsocios del Joaquín el ‘Chapo’ Guzmánen la comercialización de drogas, “traicionaron” al narcotraficantemexicano testificando en su contra durante el juicio que se le sigue en Nueva York.

Chapo Guzmán, conoce a los mellizos Flores, que traicionaron al narcotraficante y testifican en su contra

Ambos son mellizos y trabajaron junto al líder del Cartel de Sinaloaen el tráfico de drogas, donde con su ayuda hacían llegar a Estados Unidos, hasta 2000 kilogramos de cocaína al mes, haciendo crecer la fortuna del ‘Chapo’ Guzmán.  El centro de operaciones de los Flores se encontraba en la ciudad de Chicago, Illinois, desde donde distribuían la droga hacia todo los Estados Unidos, en un imperio que fue apodado como la «pequeña Sinaloa» por parte de los narcotraficantes.

Pero en la actualidad, la situación es muy distinta. Pedro Flores, uno de los hermanos, es testigo clave de la fiscalía del denominado ‘juicio del siglo’, que busca sentenciar a Joaquín el ‘Chapo’ Guzmána cadena perpetua en los Estados Unidos. Pedro Flores, de 37 años, empezó esta semana con sus reveladoras declaraciones en el tribunal de Nueva York sobre cómo recibía toneladas de cocaína del ‘Chapo’ Guzmán y su socio Ismael el ‘Mayo’ Zambada, complicando más la situación de ambos.

Utilizando camiones de carga y vagones de trenes, el Cartel de Sinaloa llevaba la droga que traía desde Colombia hasta Chicago, que era un punto estratégico dentro de Estados Unidos, pues por su ubicación geográfica, era ideal para hacer llegar la mercancía a todo ese país.

«Chicago está prácticamente en el centro de nuestro país, lo que lo hace conveniente. Estás prácticamente a mitad de camino hacia todas partes», confesó Pedro Flores en el juicio, y delante del propio Joaquín Guzmán Loera.

Ellos son los mellizos Flores, quienes testifican contra el ‘Chapo’ Guzmán.

Los mellizos Flores han sido informantes de la DEA desde el 2008, cuando se entregaron a para ser procesados por narcotráfico. Como parte del acuerdo a que llegaron con las autoridades, reunieron unas 70 conversaciones grabadas con narcos de México.

De estas pruebas, las más valiosas son las llamadas telefónicas con Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán, las cuales demostrarían fehacientemente el vínculo del narcotraficante mexicano con los mellizos para su ilegal comercio en los Estados Unidos.

Los mellizos, de origen mexicano, nacieron en Chicago, y estuvieron involucrados con el narcotráfico desde pequeños, pues su padre también se dedicaba a este negocio. A los 20 años ya eran perseguidos por las autoridades de EE. UU. Por lo que escaparon a México.

Pedro Flores contó que fue secuestrado y torturado en México por una deuda de drogas, pero gracias a la intervención del ‘Chapo’ Guzmán, a quien junto a su hermano conocieron en el 2005, fue liberado.

Documentos de la DEA citados por medios de Estados Unidosindican que de 2005 a 2008 los Flores recibieron al menos 38 toneladas de cocaína, lo cual generó hasta 800 millones de dólarespara el Cartel de Sinaloa.

Según los mellizos Flores su principal contacto con el Cartel de Sinaloa eran los hermanos Beltrán Leyva. Pero cuando estos se separaron de la organización y comenzó una violenta disputa en México cerca de 2008, por lo que decidieron entregarse a la DEA.

Es por ellos que los mellizos recibieron en 2015 una sentencia de solo 14 años de prisión y la protección de la justicia de Estados Unidos para evitar que fueran víctimas de una venganza. Esto fue celebrado por Zachary Fardon, quien era fiscal del Distrito Norte de Illinois.

«Por años ellos manejaron la red de distribución más grande en la historia de la ciudad de Chicago. Eran el centro del cartel de Sinaloa. La cooperación de los hermanos Flores permitió a las autoridades confiscar cantidades enormes de droga y dinero y a llevar a más narcotraficantes del Cartel de Sinaloa ante la justicia», dijo Fardon.

Esto fue tomado por el Cartel de Sinaloa como una traición, pero para los fiscales de Estados Unidos fue un gran acuerdo, pues les permite estar más cerca de su gran objetivo: poner a Joaquín Guzmán tras las rejas por el resto de su vida.