Blog del Narco Alexa

La Resistencia, Los Zetas y más, el camino de El Mencho para crear el Cártel Jalisco Nueva Generación…

Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, es el fundador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) una de las organizaciones criminales más poderosas.

Según informes de autoridades mexicanas y estadounidenses; sin embargo, para consolidar su liderazgo desafió a grupos como La Resistencia y Los Zetas.  Durante su alianza con el Cártel de Sinaloa de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, e Ismael El Mayo Zambada, El Mencho tuvo su primer conflicto interno para controlar los restos del denominado Cártel del Milenio, de la familia Valencia.

Nemesio Oseguera y Erick Valencia, también conocido como El 85, crearon la célula criminal de Los Torcidos y desataron una cacería despiadada contra quienes se mantuvieron leales a los Valencia, en el grupo conocido como La Resistencia, bajo el liderazgo de Ramiro Pozos González, alias El Molca.

Tras asegurar la plaza, El Mencho y El 85 continuaron trabajando para el Cártel de Sinaloa, y gracias a sus lazos familiares con Abigael González Valencia, jefe de Los Cuinis, fundaron el CJNG.

Inicialmente, el CJNG era conocido como Los Matazetas y fungía como un brazo armado del Cártel de Sinaloa, pero con el  tiempo comenzó a operar por su cuenta y logró establecerse como el  principal distribuidor de drogas sintéticas en México.

Para poder liderar a la organización criminal, Nemesio Oseguera traicionó nuevamente a sus aliados, pues se dice que colaboró con las autoridades para que El 85 fuera aprehendido y pasara cinco años en prisión.

Luego de percatarse de que las operaciones del cártel estaban dejando jugosas ganancias, El Mencho rompió su alianza con El Chapo y comenzó a disputar el control de ciudades clave para el ingreso y la salida de estupefacientes.

Para expandir su poderío, el CJNG se introdujo en pequeñas células de organizaciones criminales previamente debilitadas, como los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana.

Actualmente, el CJNG también controla la comisión de delitos como el robo de combustible y el pago de derecho de piso, mientras que el Cártel de Sinaloa solo se dedica al tráfico de estupefacientes.

La Administración para el Control de Droga (DEA, por sus siglas en inglés) calificó al CJNG como una seria amenaza para la estabilidad nacional de Estados Unidos, y lo responsabilizó por las muertes que está ocasionando el abuso de drogas como el fentanilo y las metanfetaminas.