Loading...

La batalla por Tijuana, “El Flaquito” del CAF, contra “La Rana” y “El Aquiles”de Sinaloa

René Arzate García, “La Rana”, Pablo Edwin Huerta Nuño, “El Flaco”, la más reciente pugna entre narcotraficantes ha generado días con hasta 9, 11 y 14 asesinatos en Tijuana.

La batalla por Tijuana, “El Flaquito” del CAF, contra “La Rana” y El Aquilesde Sinaloa

Se generó a partir del 15 de noviembre, cuando sicarios de la célula del Cártel de Sinaloa, al servicio de René Arzate “La Rana”, asesinaron a tres operadores delictivos del Cártel Arellano Félix en Rosarito. Eran del grupo de Pablo Edwin Huerta Nuño,  El jueves 15 de noviembre, pasadas las cuatro de la tarde, a través de la central de radio se informó que tres hombres habían sido asesinados a balazos en el restaurante Tapanco en Rosarito.

Desde el primer momento las víctimas del ataque armado fueron identificadas y ubicadas como delincuentes al servicio del Cártel Arellano Félix (CAF). De acuerdo a los reportes de las autoridades, Jesús Edgar Ruiz Domínguez tiene antecedentes desde 2012 por introducir droga a Estados Unidos, había sido escolta de Pablo Huerta “El Flaquito” y estuvo detenido por robo.

El otro, David Leonardo Cárdenas Ramírez, tenía registros por robo entre 2005 y 2008, y por posesión de arma en 2012, año en que lo ubicaron como cabeza de una célula que distribuía droga en la Zona del Río en Tijuana, y una detención más en 2014 por  venta de droga. Y Alexy Javier Peinado Leyva, tenía antecedentes por lesiones, daño en propiedad ajena y por conducir ebrio.

Conforme a datos recabados por la autoridad, las víctimas hacían viajes periódicos de ida y vuelta a Mexicali, habían estado fuera de Baja California, regresaron el 11 de noviembre,  y como parte del grupo identifican a otro hombre residente de Rosarito, de nombre Eric Castellanos. El mismo día de los homicidios, policías encontraron el auto y las armas de los asesinos.

“Los mataron sicarios de René Arzate `La Rana’, en este caso no son decisiones aisladas de los sicarios, él es quien está controlando personalmente las acciones de sus delincuentes,  por medios electrónicos da instrucciones desde Mazatlán, esa zona del Estado, y lo hace para impedir que surjan liderazgos locales que disminuyan su poder”, se informó.

Aunque extraoficialmente investigaron la posibilidad de robo de drogas entre cárteles, en cuanto a los motivos del ataque, las áreas de inteligencia del Consejo Estatal de Seguridad no reportaron una situación específica, “sólo el hecho de estar en Rosarito, para Sinaloa representa una invasión”.

De acuerdo a datos del Grupo Coordinación, “La Rana” y su gente están “bajando” avionetas con cargamentos grandes de droga en el sur de Ensenada, y la mueven por Rosarito. Actualmente opera de independiente de su hermano, Alfonso Arzate “El Aquiles”, quien controla -también desde Mazatlán- el narcomenudeo en Tijuana y busca el control  territorial para facilitar para las células de Sinaloa, el trasiego por el municipio.

Los servidores de Huerta Nuño, a quienes las autoridades identifican como cabeza de un nuevo grupo de “narcojuniors”, sabían que estaban en territorio enemigo a pesar de que ellos también usan el municipio para trasegar enervantes. Por eso, Jesús Edgar Ruiz Domínguez, Alexy Javier Peinado Leyva y David Leonardo Cárdenas Ramírez entraron al restaurante a comer armados. Pero de poco les valió.

“Y la violencia del grupo de ´La Rana¨, porque la hipótesis principal en el asesinato de Alfredo Duarte, subjefe policiaco en la delegación Primo Tapia, la tarde del 30 de noviembre, apunta a la misma célula. Los primeros indicios apuntan a que fue asesinado porque las autoridades aseguraron el 23 de noviembre una toma clandestina de gasolina, aseguraron unos bidones y catearon una casa del cártel.

“Hasta el momento no se ha encontrado información sólida que revele una relación de Duarte con algún grupo criminal, pero las versiones extraoficiales indican que los del Cártel de Sinaloa estaban pagando protección, y la venganza fue porque nadie les informó del operativo”, comentó la fuente.

LA IMPUNE  CÉLULA DE “EL FLAQUITO”

Al momento, las únicas afectaciones que está teniendo la célula de Huerta Nuño las ha provocado el Cártel de Sinaloa, ya que a pesar que sus operadores han sido capturados de manera reiterada, los traficantes y sicarios han sabido aprovechar los beneficios del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP).

Aunque habían sido detenidos antes, fue a partir del  5 de junio de 2018 que los integrantes del Grupo Coordinación los identificaron como delincuentes del CAF, tras una denuncia ciudadana que reportó la presencia de hombres armados en un bar.

Elementos de la Policía Municipal de Tijuana detuvieron a cuatro hombres mientras huían del bar Mäb en la “Recta” del fraccionamiento Chapultepec, el mismo centro de diversión donde el 21 de noviembre fue asesinado Salvador Ortega Ruiz “El Retén” – quien encabezó el grupo delictivo que  organizó el asesinato de la doctora Angélica Ciani el 3 de julio de 2017-, cuyo homicidio  fue denunciado de manera anónima, con información proporcionada por Roque García, uno de los líderes de célula delictiva del CAF,

En junio pasado, los oficiales capturaron a quienes se identificaron como Adrián Raymundo Maciel Juárez, Jesús Alberto Guerra García, Francisco Javier Dadilla Medina y Jesús Alejandro Alvarado Witrón. Les aseguraron un fusil calibre 223 con un cargador y tres cartuchos; una pistola calibre 38 con un cargador y seis cartuchos útiles; dos pistolas calibre 9 milímetros con dos cargadores y ocho cartuchos. Fueron remitidos a la Procuraduría General de la República, pero quedaron en libertad.

En el seguimiento de datos, agentes de inteligencia del Grupo Coordinación pudieron darse cuenta que dos de estos hombres ya habían sido detenidos y presentados ante el Ministerio Público Federal dos meses antes.

El 27 de abril los aprehendieron en la colonia Independencia, pero dieron nombres falsos y así quedaron registrados. El Informe Policial Homologado reporta que en esa ocasión fueron retenidos once hombres y una mujer por la posesión de seis fusiles de asalto, dos pistolas y un revólver, así como once cargadores, 312 cartuchos, seis chalecos antibalas y tres radios de comunicación.

Los detenidos fueron identificados en ese momento como Isaac López Salazar, Jesús Alexis Guerrero Ramos, Ernesto Eleazar Ponce López, Arcadio Valdemar Camarera, Daniel Adrián Sánchez Ángeles, Adrián Contreras Gaytán, Gilberto González, Ángel Ulises Medina Almeida, Erick Bolaños Campos, Jorge Humberto Ochoa Alvarado, Cuauhtémoc Gabriel Saldívar Castellanos y Wendy Rentería.

La captura más reciente de miembros de esta célula, data del 4 de julio, cuando ocho hombres fueron detenidos en posesión de tres pistolas y una escopeta en la colonia El Chamizal. Cinco de ellos ya habían sido capturados en abril con armas: Ochoa Alvarado, Ponce López, Erick Bolaños, Gilberto González y Gabriel Saldívar. A la lista del grupo delictivo se agregaron los nombres de Alan Gabriel López, Alfonso Lockbaum Lizárraga y Alfredo Bolaños Campos.

Todos en libertad, porque conforme al NSJP, el delito de posesión de arma no amerita prisión preventiva, porque se han identificado con diferente nombre ante la autoridad sin consecuencias, y porque el Ministerio Público no ha argumentado reincidencia al momento de presentar los cargos ante los jueces.
La batalla por Tijuana, “El Flaquito” del CAF, contra “La Rana” y "El Aquiles"de Sinaloa

Loading...