Blog del Narco Alexa

Guerra en CD Victoria, quisieron robar el cuerpo del Gafe del CDN para hacerle lo mismo que al «Z-12» o «Rex»

En la madrugada del viernes pasado un grupo de desconocidos balaceó las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas. 

Guerra en CD Victoria, quisieron robar el cuerpo del Gafe del CDN para hacerle lo mismo que al Z-12 o Rex

En un video que circuló más tarde en redes sociales, es posible contar al menos 14 impactos. Esa semana había aparecido colgado de la reja de su celda, en el penal de Ciudad de Victoria, Juan Alfonso Vázquez Canto, alias El Gafe o Chucho, líder del Cártel del Noreste, CDN. Aunque en los primeros momentos las autoridades dijeron que no podían determinar aún si se había tratado de un asesinato o de un suicidio.

La ejecución esa misma mañana, y en la vía pública, de cuatro custodios del penal encendió focos rojos en la ciudad: el Cártel del Noreste le estaba cobrando a alguien la muerte de su jefe.  Dicha muerte se enmarca, como lo relaté la semana pasada, en el centro de una pugna brutal entre el Cártel del Noreste y sus enemigos, los Zetas Vieja Escuela —aliados ahora con el Cártel del Golfo.

La guerra es por el control del tráfico de drogas en la frontera chica de Tamaulipas.

El ahorcamiento de El Gafe fue la respuesta de los Zetas Vieja Escuela al acuchillamiento de su jefe, Luis Enrique Reyes, El Z-12, en una sección del penal de Nuevo Laredo. El Z-12, ex militar y ex policía judicial federal, había entrado y salido de diversas prisiones mexicanas desde el año 2007.

Estuvo a punto de alcanzar la libertad definitiva en 2016, pero una orden de aprehensión girada en el estado de Tamaulipas lo condujo en octubre pasado al penal de Nuevo Laredo.

Un día después de su ingreso, miembros del CDN lo cazaron y acuchillaron con un arma blanca “de factura rudimentaria”. No solo eso, su cadáver fue robado de una funeraria por un comando armado y brutalmente descuartizado.

La cabeza fue abandonada en una hielera frente al penal donde se hallaba recluido El Gafe.

En la madrugada del viernes pasado, hacia las 5:00 horas, desconocidos abrieron fuego contra las oficinas de la procuraduría, ubicadas en la calle José Sulaimán.

Una versión, que corrió como pólvora, indicó que un grupo armado había intentado robar del Semefo el cadáver de El Gafe —probablemente para hacer con él lo mismo que sus enemigos hicieron con el del Z-12.

Funcionarios locales del área de seguridad atribuyeron el ataque, en cambio, a la detención de tres sicarios del Cártel del Noreste que habían participado en la ejecución de los custodios del penal de Ciudad Victoria.

El miércoles pasado, en cuanto circuló la noticia de que El Gafe había sido ahorcado, cuatro custodios del Centro de Ejecución de Sanciones fueron asesinados en acciones simultáneas.

Uno a las puertas del Centro, otros dos a bordo del transporte público y un cuarto en su domicilio particular.

El seguimiento, a través de las cámaras, de un vehículo que tomó parte en los hechos culminó con la detención de tres miembros del CDN.

De acuerdo con los funcionarios consultados, el ataque a la procuraduría fue la reacción del grupo criminal y una manera de hacer saber a los detenidos que no debían hablar.

Una fuente de la procuraduría estatal informó que en el ataque participó un motociclista que llevaba colgada al pecho un arma larga. La muerte de los custodios llegó acompañada de una lluvia de narcomantas y narcomensajes que anuncian la guerra que viene: “No se metan con la gente inocente, no se metan con el pueblo.

Matan a los custodios, gente sin armas, gente vulnerable. Se metieron con la vieja escuela, ahora van a aguantar… Querían que volviera ya volví… Lo que le hicieron a Z12 no quedó impune y así seguirán cayendo uno por uno que no sepan respetarme”.

El aviso venía firmado por “Z-14, Verdugo, Lazca o como me quieran llamar. Líder vieja escuela”.

El fin de semana, cinco años después de que la Policía Militar fuera retirada del estado, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador envió 700 elementos de esa corporación para reforzar tareas de patrullaje y vigilancia.

Dichos elementos encontrarán el estado en llamas, y una pugna entre dos cárteles que, solo en Ciudad Victoria, ha dejado al menos 600 muertos. En las siguientes semanas, veremos qué resulta de todo esto.

Guerra en CD Victoria, quisieron robar el cuerpo del Gafe del CDN para hacerle lo mismo que al "Z-12" o "Rex"