Loading...

Historia de una equivocación, el día que El Chapo mandó a ejecutar a su hijo…

Esta historia de El Chapo Guzmán es una de las más macabras que tiene el narcotráfico mexicano, hablar de Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada.

Historia de una equivocación, el día que El Chapo mandó a ejecutar a su hijo...

Es mencionar a dos de los hombres más importantes en la historia del narcotráfico en México y por ende, un sinfín de historias que pueden ser rumores o verdades a medias.  Una de las historias más macabras fue aquella en la que Ismael El Mayo Zambada supuestamente ordenó la ejecución de Édgar, el hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

Elblogdelnarco.com, informó que Édgar Guzmán fue asesinado durante un ataque masivo ocurrido en mayo de 2008 a las afueras de una plaza comercial en Culiacán.  El joven apodado Narcopríncipe falleció en el lugar, junto con un hijo de Blanca Margarita Cázares Salazar, alias La Emperatriz, quien fue novia de El Mayo Zambada y una de las operadoras en el lavado de dinero de la extinta Federación en Sinaloa.

A diferencia de lo que muchos rumores señalaban, se tenía pensado que la muerte de Édgar Guzmán era obra de la familia Beltrán Leyva.

Todo este rumor creció gracias a una serie de corridos realizados por diversos grupos como Los Tucanes de Tijuana quienes señalaron que El Chapo le pidió permiso a su compadre El Mayo Zambada para ejecutar a un joven apodado El Guacho.

El Mayo le dio órdenes a su trabajador El Macho Prieto y ubicaron al joven en la plaza; de ahí comunicaron con su jefe y dieron la orden de ejecutarlos los ejecutores fueron pistoleros del Macho Prieto.

Nadie se imaginó que los pistoleros habían asesinado a unos jóvenes que estaban dentro del narco, pero que estos eran de la sangre de El Chapo Guzmán.

La madrugada del viernes 9 de mayo de 2008, una caravana de vehículos lujosos invadía las angostas calles de la comunidad de Jesús María, Sinaloa.

Se trataba de un cortejo fúnebre con mucha elegancia encabezado por una sombría carroza que se estacionó frente a una pequeña capilla en la que miles de personas se congregaron en un silencioso tumulto.

La ceremonia fúnebre fue dedicada a un joven de 20 años asesinado en la noche identificado como Édgar Guzmán, uno de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, el capo más poderoso de México.

De acuerdo con El Blog del Narco a la ceremonia fúnebre que ofició el sacerdote de la ranchería, acudió el pueblo entero, entre ellos El Chapo Guzmán.

Testigos de aquel funeral señalaron que es la ceremonia fúnebre más lujosa jamás vista, pues había música en vivo, comida y vino para todos.

Al tercer día del entierro de Édgar Guzmán, le mandaron a construir un gran mausoleo que resalta en el panteón local y que hasta la fecha es visitado por miles de turistas.

Loading...