Blog del Narco Alexa

Ana Luisa, el montaje de joven embarazada encobijada con un narcomensaje

La joven fue brutalmente asesinada por los celos enfermizos de su novio, relata una canción de José José ‘El amor acaba’ y para eso hay muchas fórmulas.

Ana Luisa, el montaje de joven embarazada encobijada con un narcomensaje

Una de ellas es la violencia. Este caso fue el detonante en la vida de Ana Luisa, una joven de 25 años oriunda de Monterrey, Nuevo León, quien estaba ilusionada por la llegada de su primer bebé.   Todo estaba muy bien en su vida; sin embargo, la tarde del 10 de septiembre de 2013 sería la última vez que sus familiares la verían sonreír, pues luego de sostener una fuerte discusión con su pareja sentimental.

Este les quitó la vida porque, según él, pensaba que su novia embarazada lo engañaba y que el bebé que esperaba no era suyo.  De acuerdo con Cinco, el asesino fue identificado como Érick Ricardo Ibarra, de 25 años de edad, apodado El Ricky; de acuerdo con las autoridades, pertenecía a un grupo de la delincuencia organizada en la ciudad.

El Ricky relató a las autoridades de Nuevo León que en punto de las 20:30 horas, peleó con Ana Luisay tras varios minutos de insultos, el sujeto sacó un rifle y le disparó en el pecho; la joven tenía dieciocho semanas de embarazo.

Minutos después de ‘entrar en razón’, El Ricky llamó a un amigo para que lo ‘ayudara’ a dejar el cadáver de su novia embarazada a las orillas de una carretera.

El hombre señaló que ese amigo que lo apoyó era integrante de los Zetas y al saber de su ‘problema’, lo ayudó con el cuerpo de su novia embarazada y envolvieron el cuerpo en una sábana, lo sacaron de la casa y lo abandonaron en la carretera Guadalupe-Monterrey.

Para que nadie sospechara del acto, El Ricky puso una cartulina encima del cadáver con un narcomensaje, esto, para que las autoridades no sospecharan de él.

Tras iniciar las investigaciones, las autoridades determinaron que El Ricky era el responsable del asesinato de Ana Luisa, pues todas las versiones apuntaban hacia él; días después giraron una orden de aprehensión en su contra.

El Ricky fue detenido el 26 de septiembre de 2013 dentro de su casa en Monterrey y al momento de ser arrestado confesó que asesinó a su pareja porque sospechaba que le era infiel y que el bebé que esperaba no era de él.

En diciembre de ese año, El Ricky fue sentenciado a 25 años de prisión por el juez primero de lo penal por el delito de homicidio calificado.