Blog del Narco Alexa

Edgar Guzmán, la traición que provocó la ejecución del hijo de El Chapo

La pelea por la supremacía del narcotráfico le costó mucho más que dinero a El Chapo Guzmán, hablar de Joaquín El Chapo Guzmán es mencionar a uno de los líderes criminales más famosos.

Edgar Guzmán, la traición que provocó la ejecución del hijo de El Chapo

De todos los tiempos y el referente principal del narcotráfico en México.  A pesar de la fama y fortuna que llegó a presumir el capo azteca, no todo fue miel sobre hojuelas, pues a lo largo de su carrera sostuvo diversas disputas contra varios rivales por la venta de drogas.  El crimen organizado en México presume tener un sinfín de fortunas; sin embargo, el costo es muy alto, pues detrás de eso hay miles de muertes.

Autoridades corruptas y cuantiosos daños a la salud de millones de personas.  Lo que nunca se imaginó El Chapo Guzmán es que viviría en carne propia la muerte varios seres queridos por culpa de las guerras encarnecidas que el mismo inició contra los cárteles rivales.  El mejor ejemplo de lo anterior ocurrió el 9 de mayo de 2008 cuando El Chapo se enteró que los hermanos Beltrán Leyva habían asesinado a su hijo Edgar Guzmán López, de 22 años.

De acuerdo con Un1ón Jalisco, el homicidio se llevó a cabo luego de que los narcotraficantes acusaron a Joaquín Guzmán Loera de ser el responsable de entregar a las autoridades a su hermano Héctor. Beltrán Leyva, hecho que provocó el fin de la sociedad delictiva y con ello, su venganza.

Especialistas en el tema del narcotráfico señalaron que la muerte de su hijo caló en lo más profundo de El Chapo Guzmán al punto de dañar su ánimo; después de este hecho, por varios años intentó proteger al resto de sus herederos y los alejó del negocio.

Sin embargo, al ser capturado por las autoridades mexicanas, fueron los hijos de El Chapo Guzmánquienes tomaron las riendas de la organización criminal y sostuvieron guerras sangrientas con grupos delictivos como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Los Zetas y los Beltrán Leyva.