Loading...

Adiós a El Chapo: ¿ahora quién reina en el narco en México?

Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, líder del Cártel de Sinaloa, fue hasta hace poco uno de los narcotraficantes con más influencia en México; no obstante.

Adiós a El Chapo ¿ahora quién reina en el narco en México

Tras ser capturado y extraditado en 2017, ya hay tres peligrosos capos que se convirtieron en los nuevos objetivos de las autoridades de Estados Unidos y la república mexicana.  De acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, es uno de los capos más peligrosos.

En 2009, El Mencho asumió el liderazgo en el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y se enfocó en la producción y tráfico de metanfetaminas a Estados Unidos y otros países. El Mencho ha eludido varios intentos de captura y logró llevar al CJNG a incursionar en territorios de grupos rivales como Sinaloa, Tijuana y Veracruz. Las autoridades estadounidenses ofrecen una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información de este criminal.

Otro de los narcos más buscados es Ismael Zambada, conocido como El Mayo, quien consolidó al Cártel de Sinaloa tras hacer una alianza con El Chapo y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul.

Al parecer, El Mayo Zambada ahora es el gran líder del Cártel de Sinaloa. Inició en el narco en la década de los setenta, en el Cártel de Guadalajara, organización dirigida por Miguel Ángel Félix Gallardo, Ernesto Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero.

Luego trabajó en el Cártel de Juárez de Amado Carrillo, alias El Señor de los Cielos, en donde ascendió hasta asumir su liderazgo tras la muerte de Carrillo.

Zambada siempre ha procurado mantener un perfil bajo, lo que le ha permitido permanecer prácticamente intocable frente a las autoridades mexicanas y estadounidenses durante más de cinco décadas.

Rafael Caro Quintero es uno de los tres más buscados por la DEA y el único que ha cumplido una sentencia en cárceles mexicanas.

Fue apodado como Narco de narcos, y en 1985 fue arrestado en Costa Rica, acusado del asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar y de su piloto Alfredo Avelar.

Después de pasar 28 años de prisión por varias condenas, fue liberado el 9 de agosto de 2013 por resolución del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en Jalisco, bajo el argumento de que ‘no debió ser enjuiciado en el fuero federal por el asesinato del agente de la DEA’.

Sin embargo, el 16 de enero de 2015 nuevamente fue declarado culpable del homicidio de Enrique Camarena por un tribunal federal y se emitió una nueva orden de aprehensión en su contra.

Actualmente es considerado prófugo de la justicia mexicana y el gobierno de Estados Unidos ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por su captura.

Loading...