Blog del Narco Alexa

Amor prohibido, el romance entre La Reina del Pacífico y El Mayo Zambada

La Reina del Pacífico estuvo al nivel de los capos mexicanos en todos los sentidos, una de las mujeres más hermosas que ha conocido el crimen organizado mexicano.

Amor prohibido, el romance entre La Reina del Pacífico y El Mayo Zambada

Es Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como La Reina del Pacífico.  El apodo de Ávila Beltrán no fue sólo por su belleza sino también por su gran influencia dentro del mundo de las drogas, pues ella es sobrina de Miguel Ángel Félix Gallardo, alias El Padrino, quien fue el fundador del Cártel de Guadalajara en los años noventa.

A pesar de esos nexos, La Reina del Pacífico saltó a la fama de las autoridades mexicanas gracias a la participación directa en las acciones ilegales de su primer marido quien murió asesinado a mediados de los años noventa.  De acuerdo con Un1ón Jalisco, La Reina del Pacífico se ganó su lugar gracias a sus relaciones públicas con los principales jefes de las organizaciones criminales de México y Colombia.

Por ser la clave en las relaciones internacionales del Cártel del Pacífico, diversos medios señalaron que La Reina del Pacífico conquistó a uno de sus jefes, Ismael El Mayo Zambada.

Excélsior señaló que El Mayo Zambada cayó ante los encantos de la originaria de Mexicali y que hasta la fecha es una de las pocas damas con las que se le relaciona.

Varios especialistas en materia de narcotráfico destacaron que a partir de esta supuesta relación sentimental, Ávila Beltrán ganó más peso entre los cárteles mexicanos y su opinión era tomada en cuenta por el crimen organizado.

En entrevista con Julio Scherer (QEPD) para la revista Proceso, El Mayo Zambada dejó entrever que amó como a nadie a La Reina del Pacífico, pero aparentemente ella siempre mostró ambición y sus movimientos poco cuidadosos pudieron ser el factor para que finalizara su relación sentimental.

Ella era una mujer muy guapa, pero fueron varias cosas que se fueron juntando y bueno, tú sabes que en este negocio todo puede pasar”.

A mediados de 2005 fue detenida en la Ciudad de México junto con su novio Juan Diego Espinosa, alias El Tigre, operador del Cártel del Norte del Valle de Colombia.

Tras siete años en prisión, quedó libre el 7 de febrero de 2015 luego de comprobarse su inocencia de los cargos de narcotráfico y delitos contra la salud.