Loading...

Comandante Ardilla, la historia del hombre que hundió a Los Zetas

Uno de los hombres más importantes del crimen organizado provocó la caída del imperio por un detalle, un hombre que de acuerdo con las descripciones de las autoridades.

Comandante Ardilla, la historia del hombre que hundió a Los Zetas

Era de baja estatura, rostro comprimido, bigote definido y de tez morena, logró ser la clave entre Los Zetas y la Policía Federal.  En una columna el polémico y criticado periodista de Televisa, Carlos Loret de Mola, detalló la manera en la que este sujeto identificado como el Comandante Ardilla logró ser ese punto clave en las investigaciones de la Policía Federal para desarticular al entonces grupo delictivo más sangriento del país.

Salvador Alfonso Martínez Escobedo fue el hombre que intentó escapar de las autoridades a través de una bicicleta; sin embargo, cometió el error de voltear y regresar al hogar del que minutos antes había salido abruptamente a mediados de octubre de 2012.

La columna de Loret de Mola señaló que el Comandante Ardilla era uno de los hombres más buscados por las autoridades mexicanas por ser el jefe regional del Cártel de Los Zetas en toda la zona noroeste del país.

Por si eso no fuera suficiente, la Policía Federal le atribuyó la autoría de la masacre más sonada del sexenio de Felipe Calderón: 72 migrantes asesinados en San Fernando, Tamaulipas, además de ser el autor intelectual de la fuga de 280 reos de los penales de Piedras Negras, Coahuila, y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

La parte más curiosa de esta historia es que a diferencia de otros capos, el Comandante Ardilla no fue investigado de pies a cabeza sino que fue gracias a un bonche de fotografías del día de su boda hallado en el espejo de un baño en uno de sus hogares cateados que dieron con el paradero de Los Zetas.

De acuerdo con elblogdelnarco.com, estas fotografías fueron consideradas oro puro para las autoridades mexicanas, pues durante muchos años, la PGJ y PGR  persiguieron a los líderes de Los Zetas sin saber cómo eran físicamente.

A pesar de que estas imágenes tenían rastros del tiempo, eran el tesoro gráfico jamás hallado por las autoridades pues a esa reunión habían ido todos los miembros de Los Zetas.

Carlos Loret de Mola explicó que en las fotos aparecieron Heriberto Lazcano, El Lazca; Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, y su hermano Omar Alejandro Treviño Morales, El Z-42; Carlos Alberto Oliva Castillo, La Rana; Jorge Luis de la Peña Brizuela, El Pompín; Mauricio Guízar Cárdenas, El Amarillo; Fernando Galaviz, El Pinky; Jorge Santos Salazar, El Gallo y Francisco Medina Mejía, El Quemado.

A partir de esta galería fotográfica, todos y cada uno de Los Zetas fueron cayendo presos o abatidos. El último que faltaba fue detenido a principios de 2018; José María Guízar Valencia, El Z-43.

Loading...