Loading...

Lo que ellos eran, Antes de ser narcos

Loading...

Antes de ser narcos, Las ocupaciones insospechables de los jefes de los cárteles antes de aparecer en las listas de los más buscados.

Lo que ellos eran, Antes de ser narcos

Era el año 2010, Servando Gómez Martínez alías “La Tuta”, líder del cártel de los Caballeros Templarios en Michoacán aparecía en dos listas: la de los más buscados y en la nómina de los profesores que trabajaban para el Estado. Y es que antes del narco tenía una vida normal como maestro de educación básica en su natal municipio de Arteaga, en el estado de Michoacán.

Se le conocía como “El Profe” aparentemente “era un maestro muy comprometido”, según dijo una fuente a Infobae al que le molestaba la situación de miseria que vivía mucha gente, pero en 2001, cambió el aula de clases por la AK 47 y empezó su historia delictiva a gran escala que terminó con su detención el 27 de febrero de 2015.

Según información de Radio Fórmula, hasta 2016 su nombre seguía apareciendo el sistema de información de docentes del Ministerio de Educación Pública. Sus ingresos como docente eran superiores a los 51.000 pesos mensuales (USD 2.700), un salario nada malo en un país donde el pago promedio para los trabajadores es de 6.000 pesos (USD 319) al mes.

Pero así como “La Tuta”, hay capos que incluso estudiaron una carrera universitaria como Dámaso López, “El Licenciado”, quien durante años fue uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, junto con Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

“El Licenciado” estudió abogacía en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), pero antes de eso, según el diario El País, cumplió con una estricta formación religiosa con las carmelitas misioneras, una congregación católica dedicada a la educación de la juventud, a la asistencia espiritual y a la pastoral, mediante la atención de escuelas, casas de espiritualidad, para ancianos y hospitales.