Loading...

Los Zambada ‘El jefe’ y tres “plebes”, entre prófugos y delatores

Ismael “El Mayo” Zambada es el hombre duro de atrapar por parte del gobierno; sus hijos no han corrido con igual suerte.

Los Zambada 'El jefe' y tres plebes, entre prófugos y delatores

El Cártel de Sinaloa es la organización criminal con más presencia en Estados Unidos y la segunda en México, sin mencionar su extensión en África, Asia, Europa y Sudamérica.  Su poderío criminal no sería el mismo de no ser por una familia que ha formado parte de la estructura del cártel: Los Zambada.  El jefe y tres “plebes”, de los nueve hijos que se le conocen, forman parte de esta familia que lleva medio siglo inmiscuida en el narcotráfico.

Ismael “El Mayo” Zambada, es uno de los líderes fundadores del Cártel de Sinaloa. Junto a su compadre Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”; Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”; y Ignacio “Nacho” Coronel, pusieron la “primera piedra” de la organización criminal. Sin embargo, a diferencia de sus “colegas”, “El Mayo” mantiene un récord que pocas veces se ve en el mundo del narcotráfico: durante su larga carrera criminal no ha pisado la cárcel.

Zambada nació en 1948 en el Álamo en Culiacán, Sinaloa y desde los 16 años se dedica al negocio de la droga.

En sus inicios, Zambada García formaba parte del Cártel de Guadalajara, liderado por Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Jefe de Jefes”. Sin embargo, el asesinato del agente encubierto de la DEA, Enrique Camarena, provocó la detención de sus líderes y la extinción de la organización como se conocía.

Posteriormente, bajo el mando de Amado Carrillo, las cabecillas del cártel de Guadalajara se repartieron territorios, hasta la muerte de “El Señor de los Cielos” que la organización se vivió a fragmentar.

Así, nació de un lado el Cártel de Sinaloa, con “El Mayo”, “El Chapo”, “El Azul” y “Nacho”; el Cártel de Juárez, formado por la familia Carrillo Fuentes; y el Cártel de Tijuana, liderado por los hermanos Arellano Félix.

Esta separación provocó diversas alianzas y rupturas entre las tres organizaciones, de la cual salió avante el Cártel de Sinaloa.

Autoridades mexicanas y estadunidenses siempre han considerado a Zambada García como el segundo al mando de la organización.

Como la sombra de Guzmán Loera, incluso, pese a sus dos primeras capturas, “El Chapo” seguía liderando desde la cárcel.

Detrás también de Dámaso López Serrano, “El Licenciado”, quien fue calificado como líder tras la extradición de Joaquín Guzmán, hasta que fue detenido en mayo de 2017.

Debajo de “Los Chapitos” y “El Guano”, hijos y hermano de “El Chapo”, quienes mantienen una disputa por el liderato los últimos meses.

Actualmente, la edad de “El Mayo” parece no darle tanta funcionalidad al capo dentro de la organización, por ello es más visto como un líder emblema dentro de la organización, no tanto como un capo en funciones.

Sin embargo, hay quienes aseguran que Ismael Zambada García es en realidad el líder máximo del Cártel de Sinaloa.

Actualmente, hay una recompensa por su captura de 30 millones de pesos, por parte de la Procuraduría General de la República (PGR), mientras que la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), ofrece 5 millones de dólares.

“EL VICENTILLO”: DE OPERADOR TRASNACIONAL A “DELATOR” DE LA DEA

Nacido en marzo de 1975, Jesús Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo”, es el hijo mayor de Ismael “El Mayo” Zambada, producto de la relación del fundador del Cártel de Sinaloa con Rosario Niebla Cardoza.

Junto a los hijos de “El Chapo” y “El Señor de los Cielos”, así como otros primogénitos de diferentes capos de la droga, Zambada Niebla formó parte de la primera generación de “narcojuniors”.

Al crecer formó parte de la organización criminal de su padre. Zambada Niebla era el coordinador logístico del cártel para importar a México droga procedente de Centroamérica, así como Sudamérica y luego trasladarla a Estados Unidos.

“El Vicentillo” utilizaba desde barcos, aviones, submarinos, trenes, camiones y hasta automóviles para trasladar la droga.

El primer golpe a la familia Zambada García sucedió el 19 de marzo de 2009, cuandoJesús Vicente Zambada Niebla fue detenido en la Ciudad de México y en menos de un año extraditado a Estados Unidos.

En tierras norteamericanas, “El Vicentillo” no sólo se declaró culpable, sino que decidió cooperar con la DEA delatando operaciones del Cártel de Sinaloa.

Ahora, se prevé que Zambada Niebla testifique contra Guzmán Loera en el juicio que comenzará el próximo 5 de noviembre.

Mientras que a finales de este 2018 se le declarará sentencia, una que no pasará de los 10 años de prisión por la forma en la que ha colaborado con las autoridades estadunidenses.

“EL MAYITO GORDO”, EL CAPO DE LOS LUJOS

Ismael Zambada Imperial, es otro de los hijos de “El Mayo”, producto de la relación del capo de las drogas con Margarita Imperial López.

Apodado como “El Mayito Gordo”, Zambada Imperial era el que más presumía sus lujos y excesos en redes sociales.

A través de su cuenta de Twitter compartía fotos con amigos, mujeres, automóviles, casas, armas, animales exóticos y casas millonarias.

En 2014 autoridades estadunidenses liberaron una orden de aprehensión contra “El Mayito Gordo”, siendo detenido unos meses después en Culiacán, Sinaloa.

Al año siguiente fue extraditado a Estados Unidos por dos cargos de asociación delictuosa por distribuir droga.

No ha quedado muy claro cuáles eran las responsabilidades de Zambada Imperial dentro de la organización de su padre.

Por ello, el periodista Javier Valdez, experto en seguridad y asesinado el año pasado, aseguró que dicha detención fue un golpe sentimental, familiar, moral, porque no tiene un peso en la estructura criminal.

SERAFÍN, EL MENOS DEL CLAN, EN LIBERTAD

El menor de los hijos de Ismael “El Mayo” Zambada, Serafín Zambada Ortiz, nació en San Diego, California, en Estados Unidos, el 27 de mayo de 1990. Creció en Sinaloa, bastión criminal de la organización que lidera su padre.

Apadrinado por Benjamín Arellano Félix y Amado Carrillo Fuentes, líderes del Cártel de Tijuana y de Juárez, respectivamente, su madre es Leticia Ortiz Hernández.

Estudió agronomía en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), escuela que también fue presuntamente sede de uno de los encuentros de Kate del Castillo con Guzmán Loera.

Está casado con Yameli Torres, hija del narcotraficante asesinado, Manuel Torres Félix, “El Ondeado”.

Junto con “El Mayito Gordo”, Serafín fue vinculado con “Los Antrax”, uno de los brazos armados del Cártel de Sinaloa, que respondían a las órdenes de “El Mayo” Zambada.

Zambada Ortiz fue detenido el 2013 en el cruce fronterizo de Nogales, Arizona, en territorio estadunidense, donde fue acusado de conspirar para traficar 100 kilogramos de cocaína y más de una tonelada de marihuana a dicho país.

Al igual que “El Vicentillo”, se declaró culpable, hecho que le facilitó una condena más baja, fue sentenciado a 66 meses de prisión, es decir, cinco años y medio.

Otros hechos que le redujeron la condena a Zambada Ortiz fueron las cartas que familiares y amigos del narcotraficante escribieron sobre él, en ellas, los calificaron como “un hombre de familia, cortés, inteligente y servicial”.

Además, Serafín Zambada se dijo arrepentido por los crímenes que cometió y buscaría rehacer su vida fuera del narcotráfico.

Viví en una jaula de oro con lujos inútiles (…) Desde 1992 hasta el año 2000, los días fueron difíciles y sangrientos, y (hubo) una guerra estúpida y sin sentido donde muchas familias fueron destruidas”, escribió Zambada Ortiz en una carta dirigida al juez de su caso.

La guerra que detalla Serafín Zambada es la que el Cártel de Tijuana, liderado por los hermanos Arellano Félix, y el Cártel de Sinaloa, encabezado por su padre y Joaquín “El Chapo” Guzmán, protagonizaron los últimos años de la década de los noventa y los primeros del nuevo milenio.

Y no sólo sobrevivió a esa guerra, sino a la que el Cártel de Juárez comenzó contra el Cártel de Sinaloa, a la cual se sumó el Cártel de los Beltrán Leyva.

Serafín Zambada Ortiz fue liberado el pasado 6 de septiembre tras cumplir su condena por tráfico de drogas.

Loading...