Loading...

¿Por qué el CJNG obligó a una nueva estrategia contra el narco entre México y EEUU?

Loading...

 El primer fin de semana de agosto fue el más sanguinario en los últimos años en la ciudad de Chicago con varios tiroteos que dejaron 10 muertos y más de 50 heridos, según reportes de la Policía local.

¿Por qué el CJNG obligó a una nueva estrategia contra el narco entre México y EEUU

“Lo que sucedió este fin de semana no ocurrió en todos los vecindarios de Chicago, pero es inaceptable que ocurra en cualquier vecindario”, expresó el alcalde Rahm Emanuel en ese entonces. Los paramédicos que atendieron las llamadas del 3 al 5 de agosto calificaron las escenas como “zonas de guerra”, según reportes de medios locales, incluyendo ABC.

Antes de ese preocupante fin de semana, los homicidios en la ciudad se habían reducido en un 25%, pero las pandillas parecen no estar dispuestas a bajar sus récords al protagonizar batallas más cruentas y preocupantes para autoridades locales y federales. El propio presidente Donald Trump ha calificado el escenario como una “carnicería”.

¿Hay alguna relación entre esos delitos y el crimen organizado en México? La Administración para el Control de Drogas (DEA), la Policía Federal y la Procuraduría General de la Replica (PGR) mexicanas
indican que sí.

La captura y extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera desató una encarnizada guerra entre grupos del crimen organizado por lograr el liderazgo en México y otros países que dejó el narcotraficante, quien enfrenta juicio en Nueva York.

De los enfrentamientos en México, principalmente en las zonas del Bajio y Norte, entre diversos grupos criminales, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), liderado por Rubén o Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, logró posicionarse a la cabeza.

En siete años, el grupo formado por exsicarios de Los Zetas y de “separatistas” del Cártel de Sinaloa controlaron el mercado de la droga, secuestros y otros delitos en México.

Los cárteles de El Pacífico (antes Sinaloa), Los Beltrán Leyva y el CJNG son las tres organizaciones delictivas dominan la producción y distribución de la droga, según un último reporte de la PGR.

Sin embargo, es el tercero es el que tiene presencia en más entidades al controlar Colima, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Michoacán y Veracruz, aunado a que es el único que opera por sí solo, es decir, sin células delictivas o pandillas, aunque reportes de la Agencia para el Control de las Drogas (DEA) indican que su presencia se puede extender hasta 14 estados.

Un estudio del Servicio de Investigación del Congreso (FAS, en inglés) de los EEUU, “México: Organizaciones de Delincuencia Organizada y Narcotráfico”, reporta ese avance.

“La decisión del gobierno mexicano de extraditar a Guzmán a los Estados Unidos… parece haber  provocado la competencia violenta de un cártel competidor, que se separó de Sinaloa, el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG)”, señala el estudio realizado por June S. Beittel, analista sobre Asuntos de
América Latina. “Durante 2016 y los primeros meses de 2017, el rápido ascenso de CJNG y una posible lucha de poder dentro de Sinaloa entre los hijos de ‘El Chapo’ y un sucesor de su padre, un socio conocido como “El Licenciado” o Dámaso López Núñez causó una violencia creciente”.

El objetivo del grupo criminal no sólo es México, el control de la droga en el mercado más grande y redituable: los Estados Unidos, a través de Chicago, donde se aliaron con pandillas para que recibieran droga y la distribuyeran a otros estados, incluyendo Wisconsin, Indiana, Filadelfia y hasta Nueva York.

Los cárteles como tales no operan en EEUU, sino a través de sus socios, líderes de grupos como los Gangster Disciples, los Vice Lords y los Latin Kings, quienes operan con armas de mano y tienen acceso a rifles capaces de perforar los chalecos antibalas de la Policía, según reportes de la DEA.

En una entrevista con el Daily Beast, el agente encargado de la División de Campo de la DEA en Chicago, Mark Giuffre, reconoció que esos grupos operan como “centros de acopio” para los grandes cárteles mexicanos, al tiempo que esas células buscan ampliar su control en la “Ciudad de los Vientos” para mover heroína, cocaína y metanfetamina.

“Los cárteles suministran narcóticos a las violentas pandillas callejeras de Chicago”, dijo Giuffre. “El contrabando de drogas ilícitas (y) los grupos de transporte están vendiendo sus servicios a cualquiercartel dispuesto a pagar por ellos”.